contador gratuito
Mujer de Elite
 
Recetas    
Trucos    
Noticias    
Calculadoras    
Facebook MujerdeElite Twitter MujerdeElite Google+ MujerdeElite
  |  
  |  

Una historia real... Decidimos hacer un trío

Por:
Una historia real... Decidimos hacer un trío
Gtres

Nos vemos inmersos en una sociedad que evoluciona mucho más rápido que nuestra propia capacidad de reacción. Las nuevas tecnologías, el acceso fácil y rápido a cualquier información y la autosuficiencia de la mujer son hechos que incitan al cambio.

En las relaciones de pareja esta evolución se refleja cada día más, especialmente en grandes ciudades donde uno pasa desapercibido y está fuera de miradas críticas. Cuando el inconformismo y la rutina llaman a la puerta de una relación estable, lo más probable es que ambos necesiten un cambio, una experiencia nueva a nivel personal.

En ocasiones probar cosas nuevas puede ayudarnos en nuestra vida cotidiana, piensa que habitualmente todo lo que sea un cambio de rutina nos agrada: una escapada de fin de semana, una salida nocturna imprevista con nuestra pareja, hacer el amor en un entorno distinto al habitual, etc. Por eso no hay que cerrar puertas a todo aquello que pueda aportarnos un poco de felicidad y placer.

UN CASO REAL

Miguel del Río nos cuenta cómo su relación de pareja mejoró cuando su ya hoy esposa permitió que una tercera persona se metiera entre sus sábanas:

Miguel, 34 años, Madrid:
   
Han sido más de 9 años de novios y otros 3 que llevamos casados. Montse y yo somos de Madrid de toda la vida, nos conocimos muy jóvenes y tampoco tuvimos la oportunidad de conocer mucho más a otras personas, en mi caso antes de ella no había tenido pareja estable y todo me vino un poco grande cuando una mañana desperté y vi que mi juventud se iba y que quizás no con la persona adecuada.

Esas dudas empezaron a provocar discusiones, todo estaba relacionado con lo mismo, con conocer a otras mujeres, y aunque no me lo dijera, Montse tampoco se veía segura. Un amor muy fuerte nos unía, un cariño de años y de convivencia nos impedía dar el paso a iniciar una vida por separado.

Una noche salimos con unos amigos nuestros, y con las copas de más nos hablaron de intimidades, de tríos, de prácticas que habían experimentado. Se les veía mejor que nunca. Montse y yo hablamos a oscuras en nuestra cama sin mirarnos a los ojos por rubor, a ambos en alguna ocasión se nos había pasado por la cabeza pensar cómo sería estar con otra persona a la vez que con tu pareja: ¿Sentiríamos celos? ¿Nos molestaría?, no teníamos nada que perder, las cosas se estaban rompiendo entre nosotros.

Gracias al paso que dimos todo fue a mejor.

La primera vez fue con otra chica, no recuerdo su nombre pero era todo lo contrario a Montse, alta, delgadísima, con el pelo corto y moreno. Tenía unos ojos grandes y no hablaba demasiado. Era una amiga de la pareja con la que salimos aquella noche y nos sugirió la idea.

Estaba nervioso, cuando llegó Montse se echó atrás, decía qué si la viera su madre se moría, que a ella no la habían educado para esto, que estaba mal, que éramos unos enfermos. Yo la abracé sin decir nada. En el fondo una parte de mí lo veía de ese modo.

Finalmente a media luz, la chica se nos acercó, y con sus manos y besos expertos acarició a Montse, quien ya más tranquila me sorprendió con una reacción desenfrenada. Se besaban, se desnudaban, y yo sin hacer nada las miraba atónito y con deseo.

Luego fue mi turno, en ningún momento besé a la chica, no me atrevía ni a tocarla por si Montse se molestaba, de hecho sólo le hice el amor a mi mujer, pero ver cómo ellas se tocaban fue la sensación más excitante de toda mi vida, está grabado en mi retina y doy gracias por haber vivido algo tan intenso más sabiendo que mi chica lo disfrutó.

Montse sin duda es la mujer de mi vida.
Descubre MujerdeElite
En MujerdeElite encontrarás todas las novedades sobre famosos, belleza, cocina, dietas, hogar, moda, tendencias y los mejores trucos y consejos para la mujer actual.
Mujer de Elite
X

¿Te ha gustado este contenido?

No dejes de seguir a MujerdeElite