contador gratuito
MujerdeElite en tu SmartPhone
Mujer de Elite
 
Recetas    
Trucos    
Noticias    
Calculadoras    
Facebook MujerdeElite Twitter MujerdeElite Google+ MujerdeElite
 PORTADA
  |  
BELLEZA
  |  
PEINADOS

Cortes de pelo para cabellos rizados

Por:
Cortes de pelo para cabellos rizados
Gtres

Te damos algunas pautas de cómo debe ser el corte de pelo ideal en cabellos rizados, los largos más adecuados y otros trucos de acabado para obtener el peinado ideal y sacar el máximo partido a tus rizos.

Son muchas las posibilidades que ofrece un pelo rizado, aunque en ocasiones resulte difícil de “domar”. No tienes porqué vivir esclava de la plancha alisadora, tus bucles pueden lucir de lo más atractivos con un corte adecuado, un peinado favorecedor y unos sencillos cuidados.

El cabello rizado tiene unas características propias que hay que tener en cuenta a la hora de tratarlo. Su mayor volumen y su tendencia al encrespamiento son dos aspectos a controlar en el momento de decidirte por un corte o por un determinado peinado. También es importante conocer el propio pelo y no simplificar.

No todos los rizos son iguales, ya que hay grandes diferencias en cuanto a tamaño y grosor. La ventaja de un pelo rizado es que, bien cuidado, puede resultar espectacular simplemente suelto o con un ligero recogido, pero si estás cansada de la melena “de leona” y quieres un cambio, tienes muchas opciones, eso sí, siempre de la mano de un profesional, porque un corte inadecuado se nota mucho más cuando hablamos de rizos.

Tipos de corte

Atendiendo a los rasgos y facciones de tu rostro, será el estilista quien pueda indicarte la longitud más adecuada para tu melena rizada, siempre teniendo en cuenta que entre más larga sea, el conjunto del cabello pesará más y los rizos tenderán a quedar más lisos y menos pronunciados. Algunas de las técnicas de corte que podrán aplicarte según sea tu cabello son las siguientes:

Para reducir el volumen de una melena demasiado exuberante pueden practicarte un entresacado o un degrafilado, que consiste en cortar algún fino mechón casi desde la raíz, o bien, en descargar las puntas dejándolas más afiladas. Así el conjunto “se reduce” permitiendo una mayor movilidad y una mayor variedad de peinados. Es aconsejable especialmente si tienes la cara muy redonda porque afinará los rasgos.

Las capas son también una opción válida para ondas o rizos abiertos (no así en el caso de rizos muy cerrados). Un corte a capas reduce el peso y hace que las ondas caigan “en cascada” creando un efecto dinámico y juvenil.
 
Los desfilados en melenas rizadas también permiten jugar con los volúmenes consiguiendo cortes de lo más moderno, por ejemplo potenciando las ondas superiores y más cortas y “afilando” los mechones más largos.
 


Si tienes el pelo rizado no tienes que renunciar a los cortes más atrevidos. Una nuca y unos laterales despejados, que den todo el protagonismo a los rizos superiores, pueden crear un efecto vanguardista de última moda.

Cuidados y peinados

Para conseguir un pelo rizado con bucles bien marcados, suaves y brillantes es necesario aplicar champús, cremas suavizantes o espumas especialmente pensadas para ellos. También es recomendable la aplicación de una mascarilla hidratante, nutritiva y reparadora al menos una vez en semana.

El secado es importante. Hazlo siempre con suavidad y sin frotar con la toalla. Además, si utilizas el secador, en el caso de los cabellos ondulados, la aplicación de un serum protector es casi obligatorio, al igual que el uso del difusor para que el aire no deshaga los rizos.

A la hora de peinarlos deberás utilizar el peine adecuado, nunca cepillo. Debe ser preferiblemente de madera y de  dientes largos y separados. Tus propios dedos son también una magnífica herramienta para peinar tus bucles, sobre todo si quieres darles un toque menos marcado. Buenas ideas para un acabado perfecto son por ejemplo:
  • Aplicar algún spray o atomizador que aporte una ligera fijación y algo de brillo extra.


  • Marcar unos rizos más que otros (deshaciendo algunos con los propios dedos).


  • Poner un “guiño” de color en alguno de los bucles (la coloración tono sobre tono es perfecta en estos casos).
En cuanto a los estilos de peinados, tienes más variedad de la que crees, desde la melena más o menos larga (aconsejable en casos de rizo pequeño) hasta el estilo más rompedor, que combina distintas longitudes y ondas más o menos definidas. Todo ello sin olvidar los recogidos holgados y con algún mechón suelto, muy favorecedores por su aire elegante y romántico.
X

¿Te ha gustado este contenido?

No dejes de seguir a MujerdeElite