Buscar

Cuidados básicos para una piel sana

Cuidados básicos para una piel sana
1m 8s

La piel necesita cuidados todos los días del año, y en temporada otoñal e invernal  es necesario mimarla tanto o más que en verano para fortalecerla y nutrirla convenientemente tras las agresiones climáticas a las que fue sometida, y a su vez,  evitar que el frío inverno le pase factura con problemas de sequedad excesiva.

Limpieza

Una ducha diaria es necesaria para tu piel, te aconsejamos que la temperatura del agua no sea demasiado elevada, tibia/fría resulta ideal para ganar en firmeza, activar la circulación sanguínea y tonificar.

Emplea jabones y geles de baño con agentes limpiadores suaves y activos suavizantes y nutritivos. Conseguirás liberarla de impurezas sin emplear productos agresivos.

Hidratación

Tras la ducha y la limpieza de la piel, llega el turno de la hidratación, la cual es imprescindible para restaurar la barrera hidrolipídica.

Aplica una loción hidratante de acuerdo a tu tipo de piel todos los días después de la ducha y cuando la piel aún esté húmeda. Extiéndela con las manos efectuando un ligero masaje ascendente hasta su completa absorción.