Buscar

Armarios roperos tradicionales ¿cómo distribuirlos y organizarlos?

Decora tu hogar con un armario tradicional y descubre como adaptarlo a tus necesidades...

2m 27s
Armario - Gtres

Este tipo de armarios son muy adecuados decorativamente porque siempre conjuntan con el resto de la habitación, pero su altura y distribución interior los hacen limitados para un problema de espacio.

¿Por cuál decidirse y cómo distribuirlo?

Depende siempre de tus necesidades. Pero te informamos que la profundidad máxima y aconsejable es de unos 55 o 60 centímetros. Si la profundidad es menor, puede que las prendas se arruguen, y si es mayor, es incómodo y probablemente estarás desperdiciando un espacio que puede ser muy útil.

En la parte superior deben adecuarse espacios para guardar ropa que no se usa habitualmente, como mantas, edredones, maletas, etc.

La parte baja se suele adecuar con cajoneras, colgadores, estantes y cajones para jerséis o camisas. También es útil añadir un zapatero donde guardar los zapatos.

Lo más importante es que distribuyas el interior según tus necesidades, y observes si te será más útil con puertas abatibles o correderas.

¡Pon orden!

Además, si el caos de tu armario es tal que resulta imposible localizar ese conjunto que quieres ponerte, toma nota de estos sencillos consejos y nunca te faltará el orden en tu guardarropa, para que te dediques a disfrutar de tus prendas y no pierdas tiempo buscándolas.

  1. Clasifica tu ropa al inicio de temporada y desecha la que no te pones.
  2. Ordena tus prendas en función de la ocasión para la que las has adquirido, para la oficina, de sport, cenas y eventos... o bien por tonos.
  3. Asegúrate de que tu guardarropa tiene una buena distribución interior. Además de cajones, baldas y perchero, te hacen falta perchas especiales para accesorios como cinturones, pañuelos...

¡Consejo!

Cuando hay problemas de espacio quizás la mejor opción sea decidirte por "armarios modulares", los cuales tienen la ventaja de que no necesitan obras y desempeñan el mismo papel que los armarios empotrados. Ocupan menos espacio que los roperos tradicionales y proporcionan más espacio de almacenamiento.

¿Un truco para perfumar los armarios y la ropa al mismo tiempo? Guarda una pastilla de jabón sin envolver con el aroma que más te guste en los estantes.

Además, cuando vayas a guardar la ropa de invierno a verano y viceversa, pon las prendas en bolsas para evitar que se llenen de polvo sin olvidar meter pimienta entera en bolitas. Si lo haces así te asegurarás de que la ropa no se estropee por culpa de las polillas. Otra solución antipolillas es introducir en los bolsillos de los abrigos y demás ropa de invierno clavos de olor. Así reforzarás el efecto de la naftalina y evitarás el olor que ésta despide.

Temas relacionados  ››