Buscar

Dieta de la alcachofa ¡Deshínchate!

Mucho se ha oído hablar de la dieta de la alcachofa, elegida por muchas famosas para perder kilos. Tras el verano, te animamos a que te unas a ella y, además de cuidar tu cuerpo, reduzcas la grasa que te sobra.

Alcachofa - Agencias

La alcachofa es una de las verduras más completas que existen. Forma parte de la dieta mediterránea y es habitual encontrarla en ensaladas y como complemento a otros platos ricos en vegetales y carnes rojas.

Pero lo mejor es que contiene múltiples propiedades para el organismo, siendo verdaderamente saludable. Para empezar, es rica en potasio, calcio, magnesio, y aporta minerales y vitaminas, como la B1, B2 y C.

Además, su dieta es recomendable porque la alcachofa es diurética y rica en fibra, que regula el tránsito intestinal, lo que depura realmente el organismo. Acaba con la celulitis, reduciendo la grasa acumulada en aquellos lugares donde nos sobra, es buena para el hígado, ayuda a prevenir el colesterol, y está totalmente indicada para las personas que sufren diabetes. Es la verdura depurativa por excelencia, ya que ayuda a digerir las grasas y favorece la renovación de las células del hígado.

Las excelentes propiedades de la alcachofa eran conocidas por las civilizaciones antiguas, utilizándola para paliar los trastornos de hígado y riñones. Este uso se ha mantenido a lo largo de los años con investigaciones que revelan su efectividad en la mejora del proceso de digestión de las grasas y ejerciendo un efecto depurativo que combate la retención de líquidos. Sus hojas contienen cinarina entre otros activos, comprobando que la actividad conjunta de todos ellos se traduce en un efecto ligeramente laxante, diurético y lipolítico al obstaculizar la síntesis de grasas y colesterol, estimulando su eliminación a través de la bilis.

Por si fuera poco, las alcachofas previenen y ayudan con algunos tipos de cáncer: las alcachofas contienen elementos como los flavonoides, que son señalados como beneficiosos para evitar la aparición del cáncer de colon o de mama.

Reduce los kilos de más fácilmente

Este alimento es tan interesante que se llegan a perder 3 kilos en aproximadamente 3 días, y hasta 5 kilos cuando se realiza la dieta varias veces al mes. Por otro lado, no es recomendable seguir la dieta más de cuatro días, pero sí la podemos repetir, por ejemplo dos veces al mes o cada tres meses, dependerá de nuestro organismo y metabolismo.

Antes de iniciar cualquier dieta, recomendamos acudir al médico o nutricionista, pues como todas las dietas no podemos pasarnos, ni estar muchos días seguidos tomando alcachofas como base de la alimentación. Además, estas deben mezclarse con otro tipo de alimentos, con recetas que os recomendamos en el siguiente apartado.

Por ejemplo, no es aconsejable para determinadas personas, como las que sufren problemas hepáticos, las embarazadas, ni para los niños y adolescentes en edades de crecimiento.

Se recomienda mezclar los alimentos, bajos en grasas, con la ingesta de cápsulas de alcachofas antes o después de cada comida, siempre que hayan sido contrastadas por el médico o el farmacéutico. También es vital beber mucha agua mientras seguimos la dieta.

La dieta de la alcachofa: platos y recetas

  • Desayunos: zumos naturales, yogur sin azúcar, tostada con crema de alcachofa o fina crema de alcachofas y cereales.
  • Comidas: Plato de alcachofas hervidas. Ensalada completa con corazones de alcachofa o bien arroz integral con alcachofas más pieza de fruta.
  • Cenas: Abundante crema de alcachofas con algún otro vegetal y pieza de fruta o cuatro alcachofas a la plancha acompañadas de un poco de pavo y rebanada de pan o fruta.

Ensaladas de alcachofas y bacalao

Además de esta guía, también podemos realizar algunos platos algo más elaborados donde se mezclan ingredientes que posean las suficientes calorías, bajos en grasa, donde la alcachofa seguirá siendo el plato estrella.

Para realizar este sabroso plato, empezamos por hervir las alcachofas hasta conseguir una textura más bien tierna, posteriormente, se corta el bacalao en trozos finos en una cazuela para que se cocine durante unos minutos. Luego podemos cocer todo a la vez añadiendo ajos que serán previamente cocinados. Le podemos añadir a la mezcla algo de cebolla y champiñones, de manera que se haga todo en la misma cazuela.

Temas relacionados  ››