Buscar

Los parabenos en cosmética ¿amigos o enemigos?

Los parabenos en cosmética ¿amigos o enemigos
Gtres

Cada vez son más las marcas que eliminan los parabenos de sus productos.

2m 44s
Hace un tiempo nadie sabía lo que eran los parabenos, hasta que un día, de buenas a primeras comenzamos a observar que las cajas de nuestros productos de belleza se llenaban con la etiqueta de "formulado sin parabenos". Aquello que nos habíamos estado poniendo resultaba ahora que era perjudicial, pero nada más lejos.

¿Qué son los parabenos?

Hay que comenzar explicando qué es un parabeno. Para que los reconozcais se presentan de estas formas: methylparaben, ethylparaben, isobutylparaben, propylparaben o butylparaben. Pero para que nos entendamos son ni más ni menos, que conservantes o preservantes. Estos tienen una misión bactericida y por eso los incorporan muchos de los productos que usamos. Además alargaban la vida del producto para que nos duraran más. Pero claro, su procedencia no es exactamente "natural".

Los parabenes, como también se les conoce, son derivados del petróleo si son de origen sintético o también pueden presentarse en la naturaleza de forma natural, como ocurre con las moras o arándanos, sólo que de ésta manera el cuerpo si logra metabolizarlos. Los parabenos han sido empleados durante años, no solo por la industria cosmética, también los encontramos en la alimenticia o en la farmacéutica.

La formulación sin parabenos viene a indicarnos que se trata de un producto mucho más natural que el resto ya que la mayoría de sus componentes proceden de la naturaleza al ser, por ejemplo, extractos de plantas.

Cosmética sin parabenos

Siempre debemos procurar leer bien los ingredientes, para que no nos den gato por liebre, ya que muchas marcas se han apuntado a los cosméticos verdes y no todos lo son. Una marca que esto lo cuida mucho es Lush, la cual elabora todos y cada uno de sus productos con productos naturales, es por eso que todos tienen fecha de caducidad. Los jabones, especialidad de la casa, están todos formulados a base de plantas, según las características de cada tipo de piel. Así encontraremos una gran variedad de productos que se adecuan a nuestras necesidades sin necesidad de recurrir a derivados petrolíferos.

También hay que decir que los parabenos en bajas concentraciones (esto es, un 1% o para que os hagáis una idea, si figuran de los últimos componentes en la lista de ingredientes de los productos) no son nocivos. En la actualidad está siendo muy controlado y no son normales las altas concentraciones.

La voz de alarma con estos productos se desató cuando hace unos años se intentó probar la relación que había entre los desodorantes, los cuales contenían parabenos, con el cáncer de mama. Los resultados de los tests no pudieron ser menos claros. Algunos dieron positivo y esos investigadores se encargaron de decir que se procurara evitarlos, y otras pruebas dieron negativas y los desvincularon completamente. La comunidad científica se encuentra dividida en esta materia, la decisión, como siempre es tuya.
Publicidad