Buscar

Cenas informales con glamour

Cenas informales con glamour
Gtres

Una cena informal no está reñida con el buen gusto y el glamour. Ficha estas ideas de menús informales para tus cenas más chic.

3m 20s
Viernes por la noche. Has invitado a tus amigos para cenar y te gustaría dejarles con la boca abierta con tu mano en la cocina y de una forma muy económica e informal sin renunciar al glamour y ese toque "chic" que tanto te gusta. No quieres apenas complicarte, pero sí que resulte una delicia para el paladar de tus comensales. ¿A qué esperas? Coge el delantal, calienta el horno y pon en la encimera todos los ingredientes.

Patatas rellenas con cebolla confitada

Una patata de tamaño medio por persona
2 cebollas
200 ml de nata líquida o 200 ml de leche
300 gr de queso Brie y parmesano en polvo
Jamón cocido o serrano
2 cc.de vino tinto
1 cc. aceite
½ cc. azúcar

Pon las patatas en ebullición durante 20 minutos. En una cazuela de tamaño medio hierve la nata o la leche antes de que la espuma suba y seguidamente echa el queso brie ya troceado. Con una cuchara dale vueltas y cuando esté todo mezclado, vierte las dos cucharadas de vino, y continúa dando vueltas hasta que espese.

En un sartén trocea las cebollas en juliana, una cucharadita de aceite y el azúcar. Cuando la cebolla se vaya dorando, echa el jamón y sigue con la espátula dando vueltas. Retíralo del fuego, y deja reposar.

Parte en dos la patata ya cocida y rellena con la mezcla del Brie las dos partes. En una bandeja coloca todas las patatas con el relleno y mételo en el horno durante 20 minutos a 130º aprox. Cuando acabe saca la bandeja, y con una cuchara, reparte por encima la cebolla y el jamón confitado.

Empanadillas sorpresa

Masa de hojaldre para empanadillas
1 huevo
4 cc. aceite
1 pimiento verde y rojo
1 lata de atún o si lo prefieres 2 salchichas
5 lonchas de queso fundido
1 papel
1 bolígrafo

En una sartén fríe los dos pimientos cortados en pedazos muy pequeños con el atún o la salchicha. Mientras en el microondas mete las 5 lonchas de queso durante 1 minuto.

Con la masa de hojaldre haz círculos y con una cuchara ve rellenando una a una con la  mezcla. Luego, con el queso ve cortando con el cuchillo la cantidad que desees y ponlo encima.
Ahora coge el papel y el bolígrafo y escribe pruebas en tiras muy pequeñas, para el juego durante la cena, a quién le toque tras el mordisco, además de rica, ésta se convertirá en amena. ¡Imaginación absoluta!

Cierra el círculo, y con el tenedor pliega los bordes. Bate el huevo y con una brocha, embadurna cada una de las empanadillas. Ponla en la bandeja del horno durante 15 min a 140º, y ¡sorpréndelos!

Crema de piña

Una lata en almíbar de piña natural
400 ml de nata líquida
Azúcar al gusto

Abrimos la lata de piña y retiramos solo la mitad de el almíbar, ponemos en un vaso parte de él, por si acaso luego queremos que la mezcla no resulte tan espesa.
Vertemos la nata en el bote que hay piña y mitad de almíbar y batimos con la batidora hasta obtener una mezcla completamente homogénea y sin grumos. Añadimos azúcar al gusto, y si lo prefieres más líquido agrega el almíbar sobrante.
La mejor presentación para este postre es si lo sirves en copas de champán.

¡Querrán volver a repetir contigo, y más con el juego sorpresa!