Buscar

¡Quema calorías sin darte cuenta!

¿Sin tiempo para ir al gimnasio? ¿Incapaz de renunciar a los placeres culinarios del verano? No te agobies y descubre las propuestas más sencillas para quemar calorías y mantener tu figura.

2m 7s
Publicidad
Gtres
Los helados, la barbacoa del domingo, las cervecitas y las tapas del chiringuito pueden pasar factura a tu figura. No te descuides y descubre las formas más sencillas de quemar grasas y calorías en el día a día sin darte cuenta y sin dejar de disfrutar del verano.

Pasea

Caminar es una de las actividades más efectivas para mantenerte en plena forma y quemar calorías. No menosprecies la caminata y pasea con tu pareja, saca al perro, vete de tiendas con tus amigas… Elige la opción que más va contigo y no te quedes tumbada en el sofá, porque con una hora andando sin prisas quemas en torno a 200 calorías, a ritmo ágil unas 400 y, si caminas muy deprisa puedes quemar hasta 900.

¡Baila!

Aprovecha las noches de verano y que tenemos más tiempo libre para mover el esqueleto al ritmo de la música. ¿Sabías que una hora de baile te ayuda a quemar hasta 400 calorías?

Disfruta con tus hijos

Ahora que tus hijos tienen vacaciones, aprovecha para pasar más tiempo con ellos practicando deporte. Diviértete jugando al tenis, al baloncesto, patinando, paseando en bicicleta… Y si estás en la playa, anímate a jugar a las palas o al voleibol, con solo 15 minutos de juego quemarás en torno a 100 calorías.

Las tareas del hogar, el mejor gimnasio

No nos vamos a engañar, las tareas de la casa son aburridas, pero si te decimos lo que puedes adelgazar mientras las practicas, quizá las veas como aliadas más que como enemigas. Y es que 25 minutos pasando la aspiradora quema unas 100 calorías, 30 minutos arreglando el jardín hasta 200, si te decides por pintar la casa puedes quemar 300 calorías en solo una hora y, una hora limpiando el coche para dejarlo reluciente te supondrá quemar hasta 300 calorías.

El ascensor, como si no existiera

Despídete del ascensor y utiliza siempre las escaleras, porque solo subir tres pisos a pie supone quemar entre 30 y 40 calorías, lo que equivale a esa cucharadita de mantequilla que tanto te gusta poner sobre la tostada por la mañana.
Temas relacionados  ››  
Publicidad