Buscar

Comer fuera sin engordar

Comer fuera sin engordar
Gtres
1m 56s

Comer fuera es una práctica cada vez más habitual y debemos evitar que esta costumbre pueda repercutir negativamente en nuestra salud y figura.

Si nos esforzamos un poco, podremos disfrutar de una comida equilibrada sin poner un gramo de más en la báscula.

En un restaurante japonés…

Opta por los entrantes de sopas y/o verduras y como segundos platos saborea algo de sushi o ternera asada.

Procura evitar los rollitos y el arroz, aunque es permisible una pequeña cantidad como acompañamiento de verduras o pescados.

En un restaurante italiano…

Ensaladas o una selección de verduras a la parrilla podrán constituir un entrante excelente. Incluso podrás optar por un primer plato de pasta, pero cocinada con verduras. Un carpaccio será un segundo plato ideal, nutritivo y ligero.

Procura evitar los panes de ajo o la clásica pizza. Igualmente solicita platos con poca salsa. Si no puedes resistir la tentación a la hora del postre, elige un helado antes que un pedazo de tarta, pero recuerda que un delicioso café italiano o una aromática infusión pueden resultar muy digestivos y apetecibles.

En un restaurante mexicano…

Los típicos tacos y burritos serán una buena opción si los tomas rellenos de ternera o pollo. Procura que el arroz no forme parte principal de tu comida, consumiéndolo con moderación a modo de guarnición.

Procura evitar las especialidades de tortitas, tacos y las famosas enchiladas, pues suelen ser muy ricas en grasas y entorpecerían la digestión.

En un restaurante de comida rápida…

Aunque en este tipo de restaurantes las opciones parecen ser limitadas, cuentan con sabrosas ensaladas e incluso menús más ligeros que podrás degustar con tranquilidad.

Procura evitar las hamburguesas y fritos que tan comunes son en este tipo de restaurantes, son demasiado ricos en grasas saturadas que debes limitar.

En el bar…

Podrás elegir entre muchas opciones, tales como boquerones en vinagre, sepia, salpicón de mariscos, ensaladas de pimientos, de atún o ventresca, champiñones al ajillo, parrillada de verduras…

Procura evitar la consabida ensaladilla rusa o las tablas de fritos.