Pecho más firme

Pecho más firme
   13/3/2008 - 3:41 2m 56s

El pecho y el escote son unas de las zonas donde más se aprecia la falta de firmeza, la piel es muy fina y sensible y está sometida a continuas variaciones de peso y volumen.
Actualmente existen soluciones en forma de tratamiento y diversos consejos muy eficaces para mantener y mejorar su belleza y tonicidad natural.

FACTORES QUE PROPICIAN LA FALTA DE FIRMEZA DEL PECHO

La caída del pecho se produce principalmente por los cambios de peso, embarazos, cambios hormonales, la lactancia, la edad o la práctica de ejercicio físico sin la adecuada sujeción.

Estos factores contribuyen a que los tejidos pierdan tensión y el busto se vuelva flácido.

SOLUCIONES

Pecho y escote pueden verse sensiblemente mejorados con el uso regular de los nuevos productos de tratamiento que existen en el mercado y también con ciertos hábitos en la vida diaria.

Productos cosméticos adecuados

La utilización con constancia de los cosméticos adecuados para esta zona es imprescindible.

Las cremas y lociones hidratantes de algas y colágeno previenen la pérdida de elasticidad, las mascarillas tonificantes para pecho y escote o los sueros con efecto lifting, actúan de forma inmediata tensando los tejidos.
Los geles frescos con proteínas son tu mejor apuesta cuando se elevan las temperaturas.

No debes olvidar extender el producto en el cuello, hombros y en la parte lateral del pecho, bajo la axila.
Además, utiliza un exfoliante una vez a la semana aplicándolo mediante un suave masaje y termina la ducha con agua fría en escote y pecho.

Recuerda cuidar pecho y escote del sol empleando un factor de protección más alto que en el resto del cuerpo.

Ejercicio

Practicar natación y ejercicios con pesas es excelente para fortalecer la musculatura y evitar la flacidez.

Un ejercicio muy sencillo que puede practicarse diariamente en casa consiste en presionar las palmas de las manos (con los codos levantados), una contra la otra ejerciendo presión durante 1-2 segundos y relajando 1-2 segundos. Repetir el ejercicio 40 veces.

Hábitos de vida

Utiliza sujetadores de la talla adecuada y elaborados con tejidos naturales que permitan una adecuada transpiración de la delicada piel del pecho.

Procura mantener una buena postura en todo momento, con la espalda erguida y recta.

Evita dormir boca abajo.