Trucos para ahorrar después de Navidad

Tras las fiestas tu economía puede haberse resentido. ¡Descubre cómo ahorrar apoyándote en sencillos gestos cotidianos!

   07/1/2012 - 7:50 2m 31s
Gtres
Pasada la Navidad, y más aún en tiempos de crisis, podemos repasar los gastos y descubrir que las fiestas nos han dejado momentos inolvidables, y también la cuenta temblando. Ahora toca contención para superar la temida cuesta de enero, pero… ¿sabes cómo ahorrar?

Planificación en las compras

Además de planificar los menús del mes, con los que ya puedes conseguir un ahorro importante, debes evitar a toda costa las compras compulsivas llevando siempre una lista cerrada y meditada de todo lo que precisas.

No es el mejor momento para comprar una nevera nueva o un coche. Es muy posible que te den muchísimas facilidades de pago, sin embargo, piensa bien si realmente necesitas hacer esa inversión ahora o si puede retrasarse algunos meses.

Tampoco te dejes llevar por las rebajas, las ofertas suelen alargarse, así que, no tengas prisa y espera hasta el final de la campaña, así darás tiempo a que tu economía se recupere.

Pequeños gestos cotidianos que ahorran

Sencillos y prácticos gestos cotidianos te ayudarán a reducir las facturas del hogar sin apenas esfuerzo:

Calefacción

  • Asegúrate de aislar puertas y ventanas para que no se escape el calor.
  • Instala un termostato que controle la temperatura (20 grados de día y 18 grados de noche es suficiente)
  • Desconecta la calefacción de las estancias desocupadas.
  • No te excedas en el tiempo de ventilación de la casa. Diez minutos son más que suficientes. Además, mejor si lo haces en las horas de más calor.
Electricidad
  • Apaga las luces cuando no estés en la habitación.
  • No pongas la lavadora con poca ropa. Además, lava con agua fría prescindiendo del prelavado.
  • Utiliza el programa más ecológico del lavavajillas.
  • Cuando cocines, tapa las ollas y apaga el fuego 10 minutos antes de que termine la cocción, pues con lo que queda de calor se acabará de hacer.
  • No guardes en la nevera alimentos calientes ni mantengas la puerta de la misma abierta.
Coche
  • No des grandes acelerones y usa las marchas de forma adecuada: no cambies de marcha si tienes un vehículo de gasolina y el cuentarrevoluciones marca entre 2.000 y 2.500 revoluciones por minuto.
  • Quizá puedas valorar utilizar el transporte público para ir al trabajo, o incluso ponerte en contacto con compañeros de trabajo que hagan el mismo trayecto para compartir el vehículo y los gastos.
Temas relacionados  ››  

Buscador de TRUCOS

Introduce tu búsqueda:
Incluye palabras clave separadas por espacios
En qué categoría buscar:

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: