Buscar

No descuides tu figura en verano ¡Ponte en forma y presume de cuerpazo!

Hacer ejercicio es uno de los objetivos que nos proponemos cuando llega el verano. Queremos conseguir una figura diez y lucir tipazo pero, debido a la impaciencia, nos rendimos en las primeras semanas. Si quieres poner tu cuerpo a punto, te ofrecemos algunos consejos para que hacer deporte se convierta en una práctica divertida.

5m 3s
Gtres
Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas apetece llevar ropa bien fresca y lucir carne. Con los primeros rayos de sol deseamos tener una figura diez para poder llevar esos modelos que tanto nos gustan. Timpik, una red social para deportistas, nos ayuda a conseguirlo. Toma nota de algunos consejos a tener en cuenta para realizar ejercicio: te serán de gran utilidad y podrás lucir tipazo e ir a la piscina sin ningún tipo de complejo.

Lo primero que debes hacer es encontrar el momento adecuado para realizar tu tabla de ejercicios. Tendrás que introducirlo en tu rutina diaria y ser constante, debes sentirlo como algo que pertenece a tu vida cotidiana. Al principio te costará un poco pero, en breve, te sentirás recompensada por los beneficios que te aportará el deporte. Así que si eres de las dormilonas, evita los madrugones para coger las deportivas y, si por el contrario, eres de las que por la tarde se siente más cansada y empieza a estar perezosa, tu horario ideal será cuando amanezca.
Si realizar el ejercicio a una misma hora es importante, lo es en la misma medida el lugar donde practicarlo. Escoge un espacio abierto si adoras el aire libre o un gimnasio si prefieres que alguien te guíe en tu tabla a seguir.

Una vez elegido el lugar y la hora tendrás que tener en cuenta la importancia de los estiramientos para calentar tus músculos y así evitar tirones o lesiones. Te recomendamos que hagas algunos tanto al principio como al final de tu ejercicio. Verás lo relajada que te sientes si introduces también los estiramientos una vez que hayas acabado tu rato de deporte.

Debes ser consciente de que practicar deporte es también cuestión de práctica y que, en tus primeros días, todo te parecerá más costoso. Ten paciencia y vete introduciendo más tiempo y ejercicios de mayor esfuerzo progresivamente. Si has estado en los meses de invierno practicando cero deporte y has llevado una vida sedentaria, empieza de una forma suave y ve subiendo poco a poco el ritmo según vaya pasando el tiempo. De esta manera evitarás tener algún percance y no te cansarás al primer día de empezar tu rutina deportiva.

Gtres
La práctica de deporte consume energía y absorbe parte del agua de nuestro organismo por eso tendrás que prestar atención a estar bien hidratada y llevar una dieta adecuada que te aporte toda la energía necesaria. Intenta introducir en tus comidas alimentos ricos en fibra y cereales y fíjate en aquellos que sean antioxidantes. Además después de realizar ejercicio, tómate una bebida que contenga sales: son idóneas para prevenir la deshidratación.

Si eres de las que adora compartir sus momentos, búscate un compañero de actividad y comparte tu rato de ejercicio con él, incluso podéis practicar un deporte de pareja o incluso de grupo: tenis, badminton, volleyball... Será algo divertido y que llevará a que la práctica de actividad física se haga más llevadera y motivadora. Busca un deporte en grupo y mejora tu figura de una manera amena.

Te aconsejamos que para evitar el aburrimiento mientras hagas deporte, intentes introducir actividades nuevas cada día, que sean diversas para que practicar tu deporte sea algo impredecible y sorprendente.

Si tras realizar ejercicios físicos notas que tienes las incómodas agujetas, o que tu espalda se queja, deberás tenerlo en cuenta y escuchar a tu cuerpo. Eso significará que has realizado un sobreesfuerzo. Tienes que adaptar el deporte a ti. No todas tenemos la misma resistencia, no te sientas peor si te cansas antes que tus amigas. Ante todo, debes tener en cuenta que la práctica de actividad física es algo con lo que tienes que divertirte y que te tiene que hacer sentir a gusto. Haz caso a tu cuerpo y practica el deporte que mejor le venga.

Cuando te propongas empezar a hacer deporte, deberás ser paciente y no desistir en la primera semana. Es normal que los primeros días no aprecies la mejora de tu figura. El deporte es algo progresivo y sus resultados son a largo plazo: verás como con el tiempo sus beneficios pueden contemplarse en tu silueta, ¡no desesperes!

Gtres
Quizá algún día no puedas practicar el tiempo que te has propuesto de ejercicio porque tienes una vida bastante ajetreada o porque te ha salido un plan que no puedes perderte. Si no dispones de mucho tiempo, no debes dejar de hacer al menos una tabla más corta de ejercicios.

El día que no puedas dedicar el tiempo habitual a tu deporte, redúcelo. Siempre podrás sacar un rato de tiempo. Hazlo y moviliza tu cuerpo, él sabrá agradecértelo.

Como ves, siguiendo una rutina deportiva y tomando nota de estos consejos, recuperar tu figura o ponerla a punto para el verano, no será costoso. No seas perezosa y encuentra el ejercicio que más te gusta: puede ser bailar, andar en bicicleta o nadar. Verás cómo tu cuerpo y tú misma, os encontraréis mejor.
Temas relacionados  ››