Buscar

Cuatro consejos para dormir como un bebé durante las vacaciones de verano

Las altas temperaturas o el cambio de hábitos en la dieta, son solo algunas de las causas que dificultan el descanso durante las vacaciones de verano. Descubre cómo puedes volver a dormir como un bebé.

2m 26s
Claves para dormir a pierna suelta en verano - Gtres
¿Sabías que los trastornos del sueño afectan ya al 40% de la población mundial y a un tercio de la población adulta en España? Un dato muy desalentador si tenemos en cuenta la importancia de lograr un adecuado descanso nocturno, que proporcione los mejores beneficios para nuestro organismo.

Despedirse de los madrugones durante unos días o vivir menos estresados que durante el resto del año podrían ser los mejores aliados para dormir bien en verano. Sin embargo, el calor provoca que en ocasiones no podamos disfrutar de una buena noche de descanso y dormir, que es sinónimo de salud y bienestar, se convierta en tarea imposible.

Con la ayuda de Vi-Spring, te damos las claves para conseguir un buen descanso en esta época del año:

1. Mantener la temperatura adecuada

Gtres
El aire fresco ayuda a estimular el sueño y a hacerlo más placentero, así que la temperatura ideal de nuestra habitación tiene que estar, entre los 16 y 18 grados. Con los termómetros superando los treinta grados en muchas partes de España, es fundamental que la temperatura ambiente de nuestra cama sea lo más fresca posible, en torno a los 29º y, por ello, es necesario elegir ropa de cama ligera y transpirable.

2. Evitar las cenas abundantes

Durante las vacaciones rompemos con la rutina y cambiamos nuestros hábitos alimenticios, pero pese a ello, tenemos que evitar cenas abundantes, pesadas, picantes o muy especiadas y bebidas energéticas o que contengan cafeína antes de ir a dormir. En este sentido resulta ideal apostar por cenas ligeras, rápidas y saciantes.

3. Hacer ejercicio

Para dormir a pierna suelta y de un tirón lo más recomendable es hacer un poco de ejercicio. No más de 20 minutos al día de ejercicio físico hará que nuestro organismo mejore en cuestión de semanas. Correr o caminar por la playa, así como nadar en la piscina son solo algunas de las actividades idóneas para descansar correctamente en los meses más calurosos del año.

4. Reducir el nivel de ruido

El silencio es una de las claves para dormir mejor. Tanto para los que tengan la suerte de pasar sus vacaciones alejados del estrés y el ruido de las urbes, como para aquellos que se queden en las ciudades, más vacías que nunca durante estos meses, la clave está en buscar sitios tranquilos que garanticen la calidad del descanso.
Temas relacionados  ››