Buscar

Cinco mitos sobre la alimentación

Descubre cinco leyendas urbanas relacionadas con la alimentación. Y es que muchas veces asumimos como ciertas algunas costumbres alimenticias que no son más que mitos.

2m 49s
Gtres
Existen numerosas leyendas urbanas en cuanto a alimentación se refiere. Pero ¿cuánto de cierto hay en ellas? A veces tomamos como verdaderas algunas rutinas alimenticias que lo único que hacen es perjudicarnos en última instancia. Hay muchas costumbres y hábitos que pasan de boca en boca y que son, en realidad, falsos.

El doctor Ata Pouramini, uno de los quiroprácticos más conocidos del mundo, nos descubre una serie de mitos que acompañan a nuestras costumbres alimenticias y que desde ahora debemos desechar de nuestra mente, ya que no son ciertos.

1. La sal es mala

Reducir el consumo de sal no tiene beneficios para la salud, según ha publicado un estudio en American Journal of Hypertension. Las dietas bajas en sodio aumentan el colesterol y la grasa mala en la sangre. Las personas con dietas asódicas tienen un incremento del 2,5% en colesterol y un 7% de grasa mala. Además, aunque parezca todo lo contrario, este tipo de dietas también favorecen el incremento de los niveles de renina y aldosterone, dos hormonas responsables de la subida de tensión. Así, lo que precisamente pretendemos evitar tomando sal, se vuelve en nuestra contra.

2. La margarina es más saludable que la mantequilla

Siempre oímos que la margarina es más sana que la mantequilla. Sin embargo, lo que no sabemos es que el consumo de margarina en detrimento de la mantequilla puede provocar enfermedades del corazón, y es que la margarina es un alimento que está muy procesado.

3. Los cereales son buenísimos

Desayuno con cereales - Gtres
Los cereales son sanos hasta cierto punto y depende de cuáles. Algunos cereales como el centeno y el trigo contienen antinutrientes y tóxicos naturales que están asociados con la enfermedad celíaca y otras enfermedades autoinmunes, además de que la gran mayoría de los cereales comerciales han sido demasiado refinados, dejando de ser un alimento "natural", ¡así que cuidado con los cereales que comemos!

4. Los niños deben seguir una dieta baja en grasa

La grasa es necesaria tanto el niños como en bebés. Lo que no es saludable es abusar de grasas procesadas, pero las no procesadas son necesarias para su desarrollo. Por ejemplo, la leche materna contiene un 60% de grasa y es el mejor de los alimentos para el crecimiento de un bebé. En este sentido, resulta indispensable conocer qué tipo de grasas son saludables.

5. La soja es un producto saludable

Otro de los mitos sobre la salud es el ensalzamiento de la soja como producto saludable sobre todas las cosas. Esto no es tan cierto como parece, y es que los alimentos que contienen soja no están cocinados ni fermentados para neutralizar sus toxinas naturales. La soja es un elemento "poco natural", ya que está modificada genéticamente y procesada de un modo que incrementa los niveles carcinógenos, un agente capaz de producir cáncer al exponerse a los tejidos vivos. Del mismo modo, existen alimentos que previenen el cáncer.
Temas relacionados  ››