Buscar

Dientes sanos en Navidad ¡los mejores consejos!

Con la Navidad la ingesta de azúcar se dispara y por eso debemos prestar mayor atención a nuestra higiene bucal, ya que los turrones y los dulces pueden favorecer la aparición de caries.

4m 14s
Dientes - Gtres

Con la llegada de la Navidad debemos prestar más atención que nunca al cuidado de nuestros dientes. En esta época del año el consumo de azúcar se dispara debido a los dulces y turrones propios de las fiestas y este exceso, junto a una deficiente limpieza bucal puede pasarnos factura. Por tanto, debemos tener un cuidado especial durante esos días para mantener los dientes sanos, aunque no solo en Navidad salud bucal puede verse comprometida, también existen peligros para nuestros dientes en verano.

En MujerdeElite queremos que tus dientes no sufran ningún daño durante esta Navidad por eso te desvelamos unas sencillas claves para que puedas disfrutar de esta bonita época del año sin maltratar tus dientes. No debemos olvidar que una buena salud dental se refleja en todo nuestro organismo además de ayudarnos a conseguir una imagen más atractiva. Por tanto, toma nota de todos los consejos que desde aquí te proponemos:

  1. Para empezar, debemos tener cuidado con el turrón y los dulces típicos navideños. Es aconsejable el turrón duro frente al blando o el de chocolate ya que su composición es en su mayoría almendra, miel, clara de huevo y un bajo porcentaje de azúcar. Pero si eres incapaz de resistirte al turrón de chocolate, opta por su versión en chocolate negro al 70 por ciento ya que tiene propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  2. En esta época debemos tener especial cuidado con el exceso de azúcar que tienen los dulces más duros pues pueden fracturar los dientes, así como destrozar los empastes y dañar los trabajos de ortodoncia. Las golosinas pegajosas y los dulces blandos también crean problemas de inflamación de encías, tanto en niños como en adultos que llevan aparatos de ortodoncia. Así, lo más preferible es tomar chocolate o dulces suaves y poco o nada pegajosos.
  3. Dientes - Gtres
    El alcohol y las bebidas carbonatadas son otros de los enemigos de nuestros dientes en Navidad. Por tanto, debemos tener control con estas bebidas pues son dañinas para el esmalte dental, además de que su consumo excesivo no es recomendable para la salud en general. Para que nuestros dientes no sufran en exceso esta Navidad lo mejor es ingerir bebidas sin azúcar o champán sin alcohol. Ten en cuenta que el vino blanco y el champán son más erosivos que el vino tinto tanto para el esmalte como para el cemento de la raíz de los dientes.
  4. Consumir en exceso bebidas azucaradas puede resultar de lo más agresivo para los dientes, dañando gravemente el esmalte. Así, al endulzar el café o las infusiones lo mejor es emplear aspartamo, estevia u otro tipo de edulcorantes. Aunque los productos light o sin azúcar son más aconsejables que el resto, también tenemos que tener cuidado con ellos pues es posible que contengan fructosa, glucosa y otro tipo de azúcares que también son dañinos para los dientes. Cuidado con las bebidas energéticas, ya que poseen un componente ácido que puede desgastar el esmalte dental. Es mejor acompañarlas de algo sólido, para que al masticar se produzca saliva y contrarreste la acidez.
  5. Para proteger tus dientes de todos estos peligros navideños lo mejor es que incluyas el aceite de oliva en tus comidas pues, además de contener numerosas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, también es un aliado para nuestros dientes. El aceite de oliva crea una película invisible sobre ellos que los protege de las caries y del desgaste dental. Si sabes que vas a tomar dulces de postre, incluye en tu comida una ensalada con este aceite, ya que es un buen aliado frente al desgaste dental y la caries.
  6. Pero si de verdad quieres mantener tu salud dental no te olvides de tu cepillo de dientes. Llévalo contigo a todas partes y recuerda la recomendable rutina de cepillarlos tres veces al día durante al menos dos minutos, pues con este sencillo hábito puedes evitar muchos problemas posteriores. Si no te es posible cepillarte los dientes después de cada comida, hazlo por lo menos antes de acostarte, trasnochar no es una excusa. Elige un cepillo de cerdas de dureza media y alterna tu dentífrico habitual con otro que contenga agentes anticaries como el xilitol y el peróxido de carbamida. También es aconsejable mascar chicle sin azúcar ya que favorece la producción de saliva, lo que ejerce un efecto protector sobre los dientes neutralizando la acidez de los alimentos.
Temas relacionados  ››