Buscar

Aire acondicionado: un soplo de aire fresco

Aire acondicionado: un soplo de aire fresco
4m

¿Cómo se determina la potencia frigorífica necesaria para el hogar? ¿Qué tipos de aparatos de aire acondicionado existen? ¿Cuál es el mejor lugar para instalarlo? Disipamos tus dudas con respecto a estas y otras cuestiones que probablemente más de una vez te habrás planteado.

Aire acondicionado o climatizador

El aire acondicionado es una instalación que regula la temperatura de forma manual, es decir, proporciona aire con una temperatura seleccionada por el usuario.
El climatizador se trata de un aparato con sensores eléctricos que mantiene el aire del ambiente a una temperatura estable, corrige la humedad y filtra el aire.

Split – Multisplit – Portátiles – De ventana

El Split está compuesto por dos unidades, una unidad en el interior de la vivienda y otra colocada en el exterior. Ambas unidades quedan conectadas a través de un tubo.
El Multisplit es la mejor opción para climatizar varias estancias, pues dispone de una unidad exterior y varias unidades interiores, una para cada habitación.
Los aires acondicionados portátiles, también llamados pingüinos, pueden trasladarse de habitación fácilmente y sólo precisan de una ventana para sacar el tubo flexible.
Los sistemas de ventana se instalan abriendo un hueco en la pared, de forma que queda la mitad del aparato en el exterior y la otra mitad en el interior. Son los menos demandados.

Aire acondicionado centralizado

Se asemeja al sistema Multisplit. Consiste en una unidad exterior y una interior, de esta última parten varios conductos que se empotran en un falso techo y recorren toda la casa para llegar a las diferentes habitaciones con una salida de aire.

Aire acondicionado combinado con bomba de calor

Se trata de aquellos aparatos que combinan sistema de refrigeración y calefacción, de forma que permiten aumentar la temperatura ambiental en invierno y reducirla en verano.

Aire acondicionado de ahorro energético

También llamados Inverter, son aparatos de aire acondicionado que primero funcionan a máxima potencia hasta alcanzar la temperatura establecida, después trabajan en modo ahorro disminuyendo la potencia a fin de mantener la temperatura conseguida de forma estable.
Son una propuesta muy recomendable pues se consigue máximo confort con ahorro energético.

POTENCIA, COLOCACIÓN Y PRESTACIONES

Determinar la potencia frigorífica que requiere la casa depende de varios factores como la zona climática, la humedad ambiental, el número de ventanas… sin embargo, generalmente se aconsejan unas 150 frigorías de potencia por cada metro cuadrado.

Resultará ideal colocar la unidad interior sobre una puerta o una ventana, en cualquier caso, siempre en la parte superior de la pared, de esa forma se facilita la salida del aire por toda la habitación.
La unidad exterior quedará en una zona abierta, en el patio o en el balcón y a menos de 20 metros de la unidad interior.

Dependiendo del modelo elegido, podemos destacar diversas prestaciones, tales como el modo ahorro de energía, termostato en el mando a distancia, humidificador, filtro purificador, programación de horario, ventilador, sistema de autolimpieza...
Los más novedosos cuidan el diseño al máximo, de forma que llegan a parecer un elemento decorativo más en la estancia, poseen paneles intercambiables de colores y distintos motivos, además de la posibilidad de personalizarlos con fotografías.

Recuerda que…
Disminuir en exceso la temperatura ambiental no es saludable. Lo ideal sería mantener las estancias entre 21 y 25º.
Publicidad