Buscar

Para una piel más joven y sana... cuídala desde dentro

Cuida tu piel desde dentro y podrás mantenerla sana y joven por más tiempo. Te presentamos las claves que debes tener siempre presentes en tu alimentación diaria para gozar de una piel atractiva y saludable.

2m 43s
Gtres
El estado de la piel es algo que cada vez nos preocupa más, mantenerla tersa y joven por más tiempo, sin imperfecciones, hidratada y con un aspecto saludable, son los objetivos.

Debes saber que de poco servirá que cuides tu piel con cremas (aunque sean de alta calidad) si no sigues una alimentación y hábitos saludables. La piel es el espejo en el que se ve reflejado el estado de nuestro organismo, por ello, hemos de comenzar a cuidarla desde dentro y después complementar sus necesidades con productos cosméticos específicos para cada tipo de piel.

A continuación te detallaremos los puntos que has de tener en cuenta para presumir de piel y, lo que es más importante, gozar de buena salud:

Procura mantener un peso estable

Es muy importante tratar de mantener un peso estable y no maltratar a la piel con subidas y bajadas de peso acusadas, minimizarás el riesgo de que aparezcan estrías, flacidez o descolgamientos.

Bebe agua

Asegúrate de que ingieres suficiente agua, purifica tu piel, elimina toxinas y mantiene tu piel hidratada. Apúntate a las infusiones, zumos y/o sopas si te cuesta beber.

Fibra a diario

Muchos de los problemas cutáneos que se presentan en la piel son causados por el estreñimiento. Evítalo consumiendo agua en abundancia, verduras, frutas y productos integrales a diario, los cuales además te ayudarán a controlar el peso. Si regulas tu tránsito intestinal, la piel te lo agradecerá.

Modera las grasas y elige las que te benefician

Es importante que tu alimentación cuente con un consumo de grasas suficiente, reducirlas demasiado o suprimirlas es, sin duda, un error, tu organismo, necesita grasas.

Te recomendamos moderar el consumo de grasas animales/saturadas y consumir mayoritariamente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, las cuales podrás encontrar en los frutos secos y en los aceites de oliva, maíz o girasol, estos últimos además son ricos en "vitamina E", la cual actúa como agente hidratante, nutritivo y protector de tu piel, son tus aliados.

No olvides comer pescado, es una fuente de Omega-3, ácido graso muy beneficioso para tu salud interior y para la de tu piel.

Más verduras

Las verduras no deben faltar ni un solo día en tu mesa, son ricas en fibras, vitaminas, minerales y agua, contribuyen a reforzar tus defensas, evitan la deshidratación y el estreñimiento entre otras muchas cualidades, son, sencillamente, ¡imprescindibles!

Fruta a diario

Las frutas al igual que las verduras debes consumirlas diariamente, sobre todo aquellas que son especialmente ricas en vitamina C (kiwis, mandarinas, naranjas, pomelos, limones…), ya que esta vitamina favorece la regeneración celular.

Huye del tabaco

El tabaco y el alcohol son enemigos de tu piel, producen toxinas y la mostrarán reseca, áspera y apagada, huye de ellos si quieres mantener tu piel sana y luminosa.
Temas relacionados  ››