Buscar

Alimentos que nos hacen felices, descúbrelos y ¡cómete la felicidad!

Descubre las claves para alcanzar la felicidad mediante determinados alimentos que favorecen nuestro bienestar y nos hacen más felices.

4m 5s
GO fit

Hoy, 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Felicidad, ese estado emocional que te hace ver la vida con otros ojos y afrontar cada día con fuerza y optimismo. Pero, ¿sabías que determinados alimentos contribuyen a hacernos más felices? Como nos explica el nutricionista Álex Pérez, "la felicidad se puede entrenar como si de un ejercicio deportivo se tratara. Nuestra alimentación también influye en nuestra conducta diaria".

Alimentos y sabores que nos hacen felices

Un plato de pasta, un puñado de fresas o un buen trago de agua fresca, estimulan la sensación de placer. ¡Descúbrelo!

Un vaso de leche templada con cacao. Cuando saboreamos un vaso de leche templada con un poco de cacao soluble, vienen a nuestra memoria momentos de felicidad de nuestra infancia. La teobromina del cacao y el triptófano de la leche estimulan la síntesis de serotonina y dopamina, neurotransmisores relacionados con la sensación de placer y felicidad.

Alimentos ricos en hierro. Tener los depósitos de hierro bajos puede ocasionarnos anemia y, por consiguiente, apatía y falta de energía. Es por ello que, el consumo de carne y alimentos ricos en hierro puede hacernos sentir más enérgicos, optimistas y felices.

Go fit
Fresas. Los beneficios de las fresas por su capacidad antioxidante, han quedado ampliamente demostrados. Su riqueza en vitamina C ayuda a que las hormonas del estrés no sean demasiado abundantes en sangre. Además, esta vitamina favorece la absorción de hierro.

Plátanos. Rico en potasio, magnesio y carbohidratos, hace que controlemos mejor la ansiedad, ayudando a conciliar el sueño y equilibrando los nervios. No en vano es una de las frutas recomendadas para comenzar el día sin tensiones, como parte fundamental de un desayuno contra el estrés.

La pasta. Se trata de un alimento rico en carbohidratos de absorción lenta. La pasta ayuda a mantener la glucosa en sangre en niveles óptimos, favoreciendo la sensación de felicidad.

Un vaso de agua fresca. Mantener el organismo correctamente hidratado, contribuye directamente al equilibrio físico y mental, que hará más probable que seamos felices. La deshidratación puede llegar a producir confusión y desorientación.

Seguir el plan mediterráneo y aprender a ser feliz

Cabe destacar que, aunque la elección de los alimentos es muy importante para ayudarnos a ser un poquito más felices, no es la única forma de alcanzar un estado de plenitud y bienestar. Errores dietéticos como el ayuno prolongado, o el seguimiento de dietas milagro, provoca cansancio y mal humor.

Gtres
"No sirve de nada mejorar nuestra imagen corporal por unos meses, hipotecando nuestra salud, si estamos tristes y no aprendemos realmente a gestionar nuestra alimentación para tener un peso más correcto de cara al futuro", aconseja Álex Pérez. Es por ello que, alejándose de métodos drásticos para modificar nuestra conducta alimentaria, te recomendamos apostar por un estilo de vida saludable, que ayude no sólo a alcanzar el peso ideal sin pasar hambre, con salud y evitando el temido efecto rebote, sino que además, contribuya directamente a alcanzar un equilibrio físico y mental que te haga sentir más feliz. Estamos hablando, cómo no, de la dieta mediterránea, la llave de tu bienestar.

Con el objetivo de ser más felices, ficha además estos sencillos consejos que, sin darte cuenta te ayudarán a ver la vida con otros ojos, porque a ser feliz, también se aprende:

¡No te compliques!
Haz más sencilla tu vida, con frecuencia solemos dar demasiada importancia a determinados aspectos de nuestro día a día que en realidad no la tienen, complicándonos la vida sin necesidad. ¡Disfruta de los pequeños momentos!

Gtres
Ayuda a los demás
Como seres sociales deberíamos comportarnos como tal, ofreciendo ayuda a quien lo necesita. El sentimiento de bienestar y plenitud que puede hacerte sentir el hecho de haber contribuido a la felicidad de alguien, hará que tú también seas más feliz.

Conócete
Reconoce tus puntos débiles y potencia los fuertes. Sacar partido a lo que mejor sabemos hacer nos hará destacar y sentirnos bien.

¡Sé realista!
Ante todo, plantéate objetivos reales en cualquier aspecto de tu vida. Se trata de ser realista sin por ello dejar de tener ambición y espíritu de superación.

Equilibra tu vida
Busca un equilibro entre trabajo, estudios, amigos, familia, pareja… y guarda siempre un espacio propio y personal. Conseguirás ser mucho más feliz.

Temas relacionados  ››