Buscar

Decálogo de un cabello sano y bonito

Decálogo de un cabello sano y bonito
4m 25s

El viento, el sol, la contaminación, los cambios bruscos de temperatura, el abuso del secador… son factores de riesgo que pueden volver el cabello seco, áspero o sin brillo, comprometiendo la belleza y salud natural de la melena.

DECÁLOGO DE UN CABELLO SANO Y BONITO

Las siguientes pautas de cuidado capilar te ayudarán a proteger tu cabello, manteniéndolo brillante y sano todo el año. Toma buena nota de ellas y llévalas a la práctica.

Un buen corte

Un elemento fundamental para lucir un cabello bonito y sano es un buen corte que elimine las puntas abiertas y las zonas dañadas. De poco sirve un cabello largo si está descuidado o maltratado.

Productos suaves y adecuados

Utiliza productos de cuidado capilar suaves y de calidad, evitando aquellos champús con bases lavantes demasiado fuertes.
Además, es necesario que utilices de acuerdo al estado actual del cabello, el champú adecuado.

Frecuencia de lavados

El cabello debe lavarse cuando está sucio y nunca en exceso, de esa forma respetarás su capa natural de grasa. La frecuencia de lavados depende del tipo de cabello, un pelo seco no requerirá lavarlo muy a menudo, sin embargo el pelo graso solicitará lavarse con mayor frecuencia.

Aclarado minucioso y acondicionador suave

El ritual de lavado del cabello es mojarlo primero con agua tibia, aplicar después una pequeña cantidad de champú y efectuar un suave masaje con la yema de los dedos. Finalmente enjuagar abundantemente y repetir la operación si es necesario, utilizando un acondicionador en medios y puntas.
Aclarar el cabello en profundidad es indispensable para que no queden restos de producto que resecan el cuero cabelludo y provocan molestos picores.

Desenredado

No debes cepillar el pelo cuando está mojado. Utiliza un peine de púas anchas para desenredarlo con suavidad y evitar romperlo, si lo prefieres, hazlo con los dedos.

Secado suave

Si es necesario recurrir al secador, coloca el aparato a una distancia prudencial y evita abusar de tenacillas y planchas.

Tintes de calidad

El uso de tintes puede maltratar el cabello. Asegúrate que sean de calidad y los aplique un profesional.

Protección bajo el sol

Utilizar sombreros y gorros es una medida protectora muy eficaz cuando se expone el cabello directamente a los rayos de sol.

Si no deseas utilizar estos complementos, aplica un filtro solar antes de exponerlos al sol. Las últimas versiones ofrecen texturas ligeras e invisibles que protegen el cabello y aportan brillo.

Dieta equilibrada

Mantener una buena alimentación, equilibrada y completa, es fundamental para que el cabello esté sano y cuidado todo el año. Si además evitas el estrés, mejorarás notablemente su salud y belleza.

Visita al dermatólogo

Si el cabello presenta mucha caspa, cae de forma excesiva o lo notas especialmente seco o apagado, no dudes en acudir al dermatólogo. Algunos de estos síntomas si son muy alarmantes y no remiten, pueden indicar alguna enfermedad.

Te puede interesar