Buscar

La dieta comiendo fuera de casa

La dieta comiendo fuera de casa
1m 58s

La necesidad de comer fuera de casa supone en muchas ocasiones una dificultad añadida si has decidido cuidarte reduciendo calorías y grasas para perder esos kilos de más.
Sin embargo, existen formas de comer fuera de casa y evitar que tu figura se resienta, toma nota de los siguientes consejos prácticos, ¡funcionan!

Planificación y elección de restaurante

Los días que tengas compromisos y comas fuera de casa, planifica tu alimentación con más cuidado para equilibrar la ingesta total de energía, evitando llegar al restaurante con un hambre voraz. Siempre que sea posible, elige un restaurante que ofrezca una amplia variedad de platos en la carta o bien una selección de menú que puedan adecuarse a tu dieta.

Restaurantes "Fast Food"

Si comes en un restaurante de comida rápida, evita las patatas fritas y pide la pizza, bocadillo o hamburguesa más sencilla. Combínalo con una ensalada.

Ciertos alimentos y preparaciones a evitar

Algunos alimentos y preparaciones culinarias son muy ricas en grasas y calorías, tales como la mantequilla, mayonesas, sofritos consistentes, salsas cremosas, fritos, gratinados, rebozados, beicon, tocino, carnes con mucha grasa visible, pasteles, tartas y productos de bollería en general. Evítalos y opta por aquellas preparaciones sencillas, a la plancha, al vapor, en papillote…

Limitar el consumo de alcohol

La mejor opción es pedir agua o un refresco "light". Si no puede evitarse, un vaso pequeño de vino es aceptable, lo ideal es tomarlo a pequeños sorbitos para que dure más tiempo.

Comer lentamente y conversar

Tómate el tiempo necesario para comer lentamente, saboreando y masticando bien cada bocado. Además, conversa y toma sorbitos de agua.

No dudes en dejar comida en el plato si te sientes satisfecha.

Los postres

Lo ideal es pedir fruta fresca, zumo natural de fruta o macedonia. En el caso de que no puedas resistirte a un postre dulce, compártelo con un compañero/a de mesa.

Actividad física

Será muy conveniente combinar la comida fuera con alguna actividad física, un día de playa, caminar, montar en bicicleta…