Buscar

Las fresas: fruta mágica para unos dientes sanos, fuertes y blancos

Descubre cómo las fresas protegen tu salud bucodental y te ayudan a presumir de sonrisa sana, fuerte y blanca.

2m
Publicidad
Gtres

Están en su mejor momento y son una de las frutas más completas para nuestra salud bucodental por su alto contenido en "Xylitol". Las fresas son ricas en este polialcohol mal metabolizado por los microorganismos de nuestra boca, por lo que atacan de forma eficaz a las bacterias que de otro modo empezarían a trabajar en nuestra placa dental.

El odontólogo Iván Malagón, especialista en Ortodoncia y Estética Dental, recuerda que, además, las fresas "son ricas en fructosa, lo que supone un modo de aportar a nuestro organismo azúcares de forma natural, y nos ayudan a mantener una adecuada salud bucodental por la acción del Xylitol, componente del que son fuente natural".

Además de combatir la placa dental, otra de las aportaciones del Xylitol de las fresas a nuestra salud oral es que inhibe la desmineralización que se produce por la disminución del pH de nuestra boca y que tiene como consecuencia el desgaste del esmalte dental. "Este desgaste nos hace más vulnerables a la caries, pero la acción del Xylitol va más allá de evitar la desmineralización y nos ayuda a remineralizar nuestros dientes. De aquí ha salido el falso mito de que las fresas blanquean nuestros dientes y esto no es del todo cierto: ayudan a fortalecer nuestro esmalte dental y un esmalte dental fuerte es más limpio, pero no actúan como blanqueante", aclara el Dr. Malagón.

Otra de las propiedades del componente "estrella" de las fresas es que estimula la circulación sanguínea en las encías y esto aporta vitalidad a la los dientes, además de que estabiliza la caries aguda. Y esto, sin olvidar que las fresas son una potente fuente de antioxidantes, aliados en la lucha contra el envejecimiento celular.

Elimina las manchas resistentes de los dientes

Necesitas:

  • Puré de fresas
  • Agua caliente
  • Sal

Para ayudar a eliminar las manchas resistentes de los dientes, pon sobre el cepillo de dientes puré de fresas. Cepilla la dentadura a fondo y después enjuágate con agua caliente salada. ¡Verás qué cambio!

Temas relacionados  ››  
Publicidad

Te puede interesar