Buscar

Los mejores alimentos contra gripes y resfriados ¡sanos y depurativos!

Gripes, resfriados, catarros e infecciones en las vías respiratorias se multiplican durante esta época del año debido, en gran medida, a las bajas temperaturas. No olvides añadir a tu cesta de la compra estos alimentos para disfrutar de un otoño e invierno libre de resfriados y gripes.

   actualizado el 31/10/2019 - 16:13 5m 34s
Agencias

La lluvia, la nieve y el frío intenso, ponen en jaque a nuestro organismo. Cuando los termómetros bajan, suben las probabilidades de sufrir gripes, resfriados y catarros. Además de los tratamientos habituales contra este tipo de problemas, de carácter farmacológico si son bacterianos, y la habitual hidratación, es necesario seguir una dieta rica en alimentos que refuercen nuestras defensas y nos ayuden, entre otras propiedades, a depurar el organismo.

Para prevenir los efectos adversos propios de esta época del año, es de gran importancia ayudar al organismo a combatir los virus y enfermedades reforzando el sistema inmunológico, algo que puede lograrse incluyendo en la dieta alimentos ricos en antioxidantes, probióticos y zinc. Toma nota de ellos y evita convertirte en un blanco fácil de virus e infecciones:

Pescado

“El pescado, además de tener propiedades saludables para el corazón, es rico en un mineral que ayuda a los glóbulos blancos a erradicar el virus de la gripe”, explica la chef Kaouthar Andaloussi. Muchos tipos de pescado, especialmente el azul, son ricos en ácidos grasos omega-3, lo cual ayuda a reducir la inflamación pulmonar y a proteger los pulmones de infecciones respiratorias.

Concretamente, los Omega 3 presentes en el bonito nos ayudan con el equilibrio cardiovascular, mantienen a raya el colesterol y aportan las vitaminas "anticatarrales" B3 y B12. El bonito nos ayudará también en estos días en los que el cambio de tiempo produce desequilibrios en los estados de humor y emocionales, puesto que se le considera un antidepresivo natural.

Pavo

La carne magra de pavo aporta la proteína necesaria pero con apenas grasa, y también minerales: selenio, fósforo, potasio y magnesio. Le podemos llamar el "dream team" de la energía para funcionar a diario y para mantener fuertes tejidos y huesos.

Pavo - Pixabay

Granada

Esta fruta tiene grandes propiedades medicinales que son conocidas desde la antigüedad. Kaouthar Andaloussi afirma que “aporta grandes cantidades de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C y es una gran aliada para tratar dolores de garganta e infecciones de oído. Puedes tomar granadas en zumos, con yogur, en ensaladas o simplemente de forma natural”.

Gtres

Cítricos

Son conocidos por ser especialmente ricos en vitamina C, que ayuda a reforzar nuestras defensas y a aliviar muchos de los síntomas comunes en gripes y resfriados. “Desayunar cada día un vaso de zumo de naranja natural, y a media tarde tomar un zumo de limón caliente rebajado con agua y miel hará que los síntomas remitan y te sientas mejor”, aconseja la chef.

Además, el pomelo es el alimento ideal para desayunar en invierno. Presenta altos niveles de vitamina C, que potenciada por la acción del ácido cítrico le convierte en un diurético eficaz. Tomándolo, eliminamos toxinas y aportamos ayuda a las defensas. Rico en antioxidantes, refuerzo celular contra el frío y los virus, es también un buen antiséptico.

Eso sí, cabe resaltar que el pomelo puede interferir con 85 productos farmacéuticos, de manera que convendrá examinar las contraindicaciones de aquellos medicamentos que se consuman.

Frutas del bosque

Frambuesas, moras, arándanos y fresas son grandes aliados contra la gripe y los resfriados. Son muy ricos en vitamina C y en antioxidantes y refuerzan las defensas de nuestro organismo. Tómalos solos, mezclados con yogur, cereales en ensaladas o incluso en salsas para carnes, existen muchísimas recetas deliciosas con frutos rojos que te permitirán disfrutar mientras te cuidas.

Verduras

Remolacha, coles de Bruselas, acelgas, zanahorias, brócoli, espinacas, calabaza, coliflor, champiñones, puerros, alcachofas o berenjenas, ya sea crudas o cocinadas, tienen grandes propiedades contra los resfriados y enfermedades respiratorias, pues suponen un gran aporte de vitamina A en la dieta, esencial para mantener sanas las mucosas.

Alcachofas - Agencias

Legumbres

“Las legumbres, alimentos ricos en antioxidantes, actúan como antigripales naturales y ayudan a reducir las toxinas que provoca la infección, a fortalecer el sistema inmune y a acortar la duración de la gripe o el resfriado”, cuenta Kaouthar Andaloussi.

Ajo

Además de dar buen sabor a la comida, tiene propiedades antimicrobianas y estimulantes del sistema inmunológico. También es rico en alicina, un popular antiséptico que ayuda al cuerpo a combatir la gripe y alivia la congestión nasal. Lo ideal es tomarlo crudo para que no pierda propiedades, o bien, recurrir a las cápsulas de ajo.

Ostras

Las ostras son famosas por su poder afrodisíaco, dada su riqueza en zinc. Pero además, el zinc ayuda a reducir la intensidad de los síntomas del resfriado y la gripe, acortando su duración a la mitad.

Yogur

Los yogures son un probiótico natural que contribuye a mantener sana la forma intestinal, esencial para fortalecer el sistema inmunitario, ya que en ella se encuentran el 70% de las células inmunitarias del organismo.

Yogur con frutos rojos - Agencias

Manzanilla

Si la gripe o el resfriado te atacan, la inhalación de vapores de una infusión de manzanilla te ayudará a calmar y aliviar la tos, siendo especialmente útil para combatir inflamaciones e irritaciones del tracto respiratorio.

Achicoria

El té verde está de moda y están comprobadas sus propiedades depurativas y relajantes. Sin embargo, todavía hay mucha gente que no termina de aficionarse a esta bebida popularizada por los ingleses. Para sustituirla, y también al café, nada mejor que la achicoria. Su infusión te aportará vitaminas C y B. De nuevo, acción depurativa, antioxidante y desinfectante. Además, la bebida nos mantendrá hidratados frente a la sequedad ambiental.

No+Vello

Pipas de girasol

Se trata de un alimento muy valorado por el alto índice en vitamina E que posee, lo que las convierte en el snack ideal para picar entre horas. Un cuarto de taza de pipas de girasol proporciona casi la cantidad diaria recomendada. Pensando en las vacaciones de Semana Santa, la vitamina E nos protege cuando viajamos, ya que es un eficaz antibacteriano y antivírico y fortalece el sistema inmunológico. Es, asimismo, un declarado enemigo de los famosos radicales libres, responsables del envejecimiento.

Temas relacionados  ››  

Te puede interesar