Buscar

Claves “detox” para adelgazar y depurarte de forma fácil, rápida y sana

El tiempo apremia. Ficha las claves “detox” para adelgazar, eliminar toxinas y depurar el organismo combatiendo al mismo tiempo la retención de líquidos. En apenas unos días notarás la diferencia, por dentro y por fuera.

4m 24s
Publicidad
Gtres
Un año más el tiempo juega en tu contra. Te has descuidado, el verano está a punto de comenzar oficialmente pero tu figura no está lista para superar con éxito la temida prueba del biquini. Además, notas tu piel opaca y tu pelo no brilla, sin duda, todo apunta a que necesitas ya una depuración completa capaz de eliminar toxinas y que además te ayude a perder esos kilitos de más acumulados durante el invierno.

Marta Gámez, directora técnica de Grupo NC Salud, nos explica que “para realizar una depuración adecuada de nuestro organismo, lo primero que tenemos que tener en cuenta es que debemos ingerir suficiente líquido cada día (aproximadamente 2 litros), pues el agua es la principal vía de eliminación de toxinas. También nos recuerda optar por “alimentos frescos” y evitar los precocinados, que generalmente aportan un extra de sal, responsable en parte de la retención de líquidos. Además, también aconseja acogerse a un estilo de vida saludable y una dieta mediterránea, incrementado el consumo de “alimentos vegetales” y favoreciendo la actividad física, adaptada siempre a las posibilidades de cada persona.

Claves del plan “detox” para adelgazar y depurar el organismo

No esperes más y ficha las claves de la rutina detoxificante que te ayudará a sentirte mejor por dentro y por fuera en menos tiempo de lo que crees.

DESAYUNA SIEMPRE

Gtres
No nos cansaremos de repetirlo por si te tienta. Saltarte el desayuno es el mayor error que puedes cometer, eso sí, asegúrate de que sea un desayuno equilibrado. Si tomas lácteos, elige los desnatados o bien escoge las variantes de origen vegetal (leche de almendras, soja, avena, yogur de soja…), con cereales integrales o pan integral. No olvides incorporar fruta, especialmente recomendadas aquellas con efecto drenante como la piña, la sandía, el melón. Aquí podrás encontrar una lista de las frutas con menos calorías y más depurativas.

BENDITA AGUA

El agua es tu mejor aliado para depurar el organismo, por ello, bebe al menos entre 1.5 y 2 litros de agua cada día, preferentemente, fuera de las comidas. Para que no se te olvide beber, lo ideal es tener siempre a mano una botella de agua y recurrir a ella con frecuencia, incluso antes de que llegue la sensación de sed. También contribuirán al aporte hídrico diario las infusiones, caldos, cremas de verduras, etc.

MENOS SAL

Es un hecho que se consume más sodio del que realmente necesitamos, algo que se traduce en retención de líquidos y problemas de hipertensión, entre otros. Con frecuencia la ingesta de sal (sodio) procede no sólo de la sal de mesa que se emplea a diario en la cocina para aderezar los platos, sino de aquella ya incorporada en ciertos alimentos y platos preparados. Las claves para conseguir reducir la sal son:

Gtres
• Aumentar por un lado el consumo de alimentos frescos, que son naturalmente ricos en potasio, y reducir por otro los alimentos precocinados (normalmente ricos en sodio).

Limitar el uso de la sal en la cocina, usando en su lugar la amplia variedad de especias que tienes a tu alcance para elaborar recetas más sabrosas y originales.

Reducir al máximo el consumo de alimentos curados, ahumados y en salazón, tales como las aceitunas, quesos curados, mojama, jamón serrano, embutidos, salmón ahumado…

ALIMENTOS DEPURATIVOS

Aquí tienes algunos alimentos que ejercen un marcado efecto drenante y depurativo, como el apio, los espárragos, el pepino, el calabacín o la alcachofa, esta última considerada el alimento wellness por excelencia, pues mejora la función del hígado, pilar metabólico de nuestro organismo. En MujerdeElite podrás encontrar recetas “detox” muy sencillas e ideales para adelgazar y eliminar toxinas.

CENAS LIGERÍSIMAS Y DEPURATIVAS 4 VECES A LA SEMANA

Apúntate a cenar ligero 4 noches a la semana como mínimo, es clave en una dieta depurativa. Puedes basar esta ingesta en un caldo de apio o de puerro, ensalada de pepino y queso fresco, o en una macedonia de frutas casera en la que el kiwi y la ciruela, pueden ser grandes aliados por el efecto saciante y estimulador del tránsito que ejercen.

Por último, no olvides que en un estilo de vida equilibrado y saludable, el ejercicio físico no puede quedar al margen. No es necesario que “vivas” en el gimnasio, bastará con realizar actividad física diaria durante media hora, por ejemplo caminando, nadando, corriendo o montando en bicicleta.
Temas relacionados  ››  
Publicidad