¿Cómo lavar el pelo en verano?

Un correcto lavado del cabello es clave para minimizar los daños que se pueden llegar a producir en tu melena en verano, optimizando la cantidad del pelo mucho más de lo que imaginas. Ficha los mejores consejos acerca del lavado del cabello y tu melena soñada cada vez estará más cerca de convertirse en realidad.

   actualizado el 10/8/2015 - 13:17 3m 15s
Claudia di Paolo
Durante el verano el pelo se resiente con mayor intensidad que el resto del año. El sol, el agua del mar y los productos químicos con los que se trata el agua de las piscinas son, entre otros, factores externos que inciden negativamente en la salud del cabello.

Para mantener el brillo de la melena y la sequedad a raya en verano, minimizando los daños y consiguiendo una melena suave y brillante que reluzca bajo el sol, un correcto lavado es fundamental, llegando a optimizar la calidad del pelo mucho más de lo que imaginas. Descúbrelo con los consejos de la especialista en cosmética Claudia di Paolo:

1. Usa agua tibia. Debe ser lo suficientemente caliente para eliminar la grasa, pero no tanto como para que dañe el cabello. Además, en verano es muy agradable la sensación de notar el agua a una temperatura más fresca.

2. Lava el cabello siempre con champú, pero apuesta por los champús sin sulfatos. El pelo se lava con más frecuencia en verano y, muchas veces, son los propios componentes del champú los que pueden amenazar la fortaleza de la melena. Si vamos a incrementar los lavados del cabello, más vale hacer uso de champús sin sulfatos para que limpien con suavidad.

3. Lava siempre el cabello con la yema de los dedos mediante movimientos circulares, primero el cuero cabelludo con champú, de forma suave para no activar la producción de grasa; las zonas medias y bajas, que suelen estar secas, lávalas con la espuma que cae, frotando siempre en el sentido del pelo y no a la contra. No olvides que los movimientos deben ser en todo momento suaves y delicados.

Gtres
4. En verano se lleva una vida más dinámica y social, por lo que puedes sentirte tentada a eliminar fases, sin embargo, huye a toda costa de los “2 en 1”. Utilizar champú y acondicionador en un mismo producto impide el correcto efecto de ambos, ya que realizan funciones opuestas en el cabello. Estas soluciones dejan el pelo absolutamente mate, incluso apelmazado y sin movimiento. Utiliza champú y acondicionador en cada lavado, pero por separado y asegurándote de aclarar a fondo el cabello.

5. Debes usar el champú adecuado para tu tipo de cabello y textura, que puede ser graso, normal, seco, fino, grueso... La clave es encontrar el champú correcto diseñado para tu cabello. Si usas el champú adecuado verás que se mantiene bonito por más tiempo.

6. El aclarado final es una de las fases más importantes y menos valoradas en el proceso de lavado del cabello. Un aclarado perfecto entre champú y acondicionador no puede faltar, pero más importante aún es el aclarado final, que debe prolongarse hasta que el pelo rechine.

7. Por último, es muy importante no irse a dormir con el pelo mojado o húmedo. Es lógico que durante el verano se huya del secador, pero si tienes previsto lavarte el pelo, asegúrate de que se seque al aire antes de acostarte. Si duermes con el cabello mojado o húmedo, pueden aparecer hongos que provocan la formación de caspa.
Temas relacionados  ››  
Temas
SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE
Recibe las novedades de MujerdeElite: