Buscar

Encaje, cierra el año seduciendo

Encaje, cierra el año seduciendo
3m 50s

Este es el año del encaje. Delicado, elegante y siempre para la noche, el encaje seduce sobre el cuerpo femenino, dibujando contornos y haciendo de la prenda más sencilla un lujo.

  • Givenchy crea sutiles blusas transparentes que se vuelven pudorosas a la altura del pecho.
  • Los valiosos encajes de Tavarnelle se han iluminado con un abanico de fuertes colores en las creaciones de Farragamo.
  • Merav Tamir es quien lleva más al pasado y a la más pura inspiración veneciana sus diseños, que combina con gasas y vestidos de corte romántico en tonos delicados como el beige.
La nueva temporada retoma el gusto por el encaje que se veía en la corte del siglo XVII, aunque esta vez un toque equilibrado evita que los diseños se muestren recargados.
Aunque para muchos es un complemento de eventos nupciales y, en especial de los vestidos de novia, lo cierto es que el encaje resurge con fuerza no sólo para la noche, sino también para los vestidos de cóctel donde se colocan como una prenda indispensable.

Los grandes diseñadores como Chanel, Prada, especialmente, o Gaultier no han olvidado en la alta costura de sus colecciones este rico elemento.

Merav Tamir es quien lleva más al pasado y a la más pura inspiración veneciana sus diseños, que combina con gasas y vestidos de corte romántico en tonos delicados como el beige.

Givenchy crea sutiles blusas transparentes que se vuelven pudorosas a la altura del pecho; y Oscar de la Renta, fiel a sus hermosas y voluminosas faldas de noche, apuesta por gasas florales en negro.

La firma Marchesa ofrece en sus diseños rienda suelta a la imaginación, cubriendo minivestidos de múltiples encajes. Más delicado, Prada, sin renunciar al ‘todo encaje’, presenta vestidos en negro a los que Charlize Theron no se resiste.

Jean Paul Gaultier, da de lleno en el encaje, sacando las tinturas negras habituales e incluyendo colores como el mandarina.

VAPOROSOS

Transparencias que sugieren sin desvelar nada, vaporosas ideas que también se trasladan al pantalón para aquellas que renuncien a una imagen más tradicional del vestuario.

Confeccionado con tul e inspirado en representaciones vegetales de inspiración barroca, la primera impresión es que un aura solemne nos va traspasar. Sin embargo, el reflejo es distinto, las combinaciones variadas y el hecho de que exista variedad en los colores cambia esa connotación.

El inglés Markus Lupfer vaticinó durante la presentación de su colección de Primavera-Verano 2009 que la mujer tendrá que invertir en ropa interior, sobre todo de color negro y con encajes, "porque va a enseñar mucho el cuerpo".

SÓLO DETALLES

Para evitar ese efecto sin renunciar al encaje, hay diseñadores que prefieren descartar un "look" total con este tejido y sólo utilizarlo en detalles en las mangas, ribeteando el final de una falda, cubriendo la espalda o en un escote.
Opta por incorporar detalles a tu vestuario. Brazaletes de encaje o bolsos confeccionados lo más grueso de esta fibra pueden ser una solución.

Recuerda como un complemento importante los guantes. Un vestido con escote palabra de honor o cuello halter sube enteros con guantes que se deslicen hasta el antebrazo.

Si eres de las atrevidas, botas de tacones finísimos y caña alta son perfectas con leggins o minifalda. Sin olvidar la posibilidad de incorporar a tu vestuario un clásico zapato de salón en encaje negro.

"Tavarnelle" es el nombre de la colección de bolsos, calzado y accesorios diseñada por el creador italiano Salvatore Ferragamo para esta temporada.
Los valiosos encajes de Tavarnelle, obras maestras de paciencia realizadas con la aguja por las artesanas toscanas, se han iluminado con un abanico de fuertes colores en las creaciones de Farragamo que ha convertido estos encajes en protagonistas de un calzado femenino policromado.

Decídete, según tu gusto, el encaje es tendencia.