Buscar

Soluciones para el pelo

Soluciones para el pelo
3m 42s

Cabello encrespado o seco, puntas abiertas, peinados deslucidos… Hay una serie de errores que puedes estar cometiendo con tu pelo y que te pasan inadvertidos. ¡Aquí te damos algunas claves!

Muchas veces nos enfadamos con nuestro propio cabello -¡como si fuera un ser vivo independiente!- y le echamos la culpa de una serie de problemas y deficiencias que, en realidad, obedecen a los fallos que cometemos al cuidarlo, higienizarlo y tratarlo.

Aplicar de forma inadecuada algunos productos para el pelo, poner a prueba su resistencia con "tratamientos de choque", o lavarlo, secarlo y peinarlo de forma incorrecta, son algunas de las prácticas que con mayor frecuencia pueden estropear o afear la cabellera, pero no son las únicas costumbres enemigas del pelo.

Existe una serie de equivocaciones muy frecuentes que cometemos con la melena, pero también hay algunas soluciones sencillas y eficaces para mantenerla fuerte y brillante.

Algunos  grandes expertos internacionales en peluquería, como el creativo español Antonio Garrido, el peluquero francés Christophe Robin, o la estilitista chilena Lucy Ferrandíz, son grandes conocedores de todo lo que hay que hacer, saber y evitar para mantener el cabello lozano.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Estas son algunas recomendaciones que resumen la filosofía de éstos y otros grandes especialistas, con reconocida experiencia internacional:.

…Lo enjabonas y lo aclaras demasiado rápido.
Enjuágate meticulosamente el cabello para eliminar cualquier posible residuo de acondicionador, mascarilla, laca, gomina u otro producto.

Empieza el enjuague con agua templada y conclúyelo con agua fría, para darle más brillo al pelo, y al finalizar, comprueba que no presente burbujitas, hilitos brillantes o un tacto resbaladizo.

…Olvidas recortarle las puntas.
Para mantener un pelo elegante y con estilo, conviene acudir a la peluquería cada vez que veas que las terminaciones de tu cabello están deterioradas, o simplemente para darles mejor forma.

Cortarle unos milímetros en las puntas periódicamente es suficiente para estilizar el cabello en sus distintas fases de crecimiento, y evitar que sus puntas se abran.

…Lo cepillas cuando aún está húmedo.
Si el cabello está mojado hay que presionarlo con suavidad con una toalla, sin restregarlo, y peinarlo con un peine de púas anchas y separadas, comenzando por las puntas, y evitando darle tirones o estrujarlo. ¡El peinado debe parece más a una caricia que a un combate!

…Le has dado demasiados tintes.
Para evitar el posible deterioro que pueda producir el uso reiterado de colorantes y tintes en la fibra capilar, la regla de oro es: mantener una hidratación permanente del cabello.

Para ello, pueden emplearse mascarillas o concentrados hidratantes, productos que protegen, nutren y reparan el pelo, y le devuelven su vitalidad natural. Siempre conviene asesorarse con un profesional, respecto del tipo, dosis, duración y frecuencia de uso de estos preparados.

…Lo lavas con agua muy caliente.
El empleo de agua a temperaturas elevada sólo se recomienda para favorecer la absorción de cremas hidratantes o mascarillas, dado que el calor tiende a dilatar el pelo y abrir las cutículas, y hace que pierda brillo y se vuelva áspero.

En general, el cabello debe enjuagarse con agua tibia y terminarlo con un chorro de agua fría.   

… Lo expones demasiado al secador.
Hay que asegurarse de que el aire de secado no esté caliente en exceso. Como norma, es preferible dejar que el pelo termine secándose de forma natural.

…No acostumbras lavarlo a menudo.
Los expertos aconsejan lavarse el cabello al menos dos veces por semana.
Es recomendable utilizar champús de buena calidad, en pequeñas cantidades y con un aclarado adecuado, alternando los productos de tratamiento con otros de uso frecuente y formulación suave.