Buscar

La boda perfecta

20/01/2009
La boda perfecta
   20/1/2009 - 8:07 5m 38s

Organizar una boda no es algo precisamente fácil. Si elegir el sitio o la comida es difícil, seleccionar el vestido, la decoración, las flores o las invitaciones no lo son menos. En el día más especial de tu vida te contamos los trucos para que te conviertas en la planificadora de bodas perfecta.

  • Una vez tengas la fecha cerrada, con el lugar ya contratado y el catering elegido, lo siguiente es definir el estilo que lucirá la novia. Recomendamos comprar algunas revistas de novias para inspirarse y complementarlo con la visualización de algunas páginas web.
  • En cuanto a los accesorios las posibilidades son infinitas. El velo es tradicional, pero no por ello obligatorio, depende más del gusto de la novia. Otras prefieren adornar sus cabezas con tocados. Diademas o flores son otras opciones muy válidas.
  • Los pequeños detalles son los que diferencian una boda perfecta de una boda correcta. Las flores son imprescindibles, aunque parezca un detalle sin importancia, saldrán en todas las fotos y ayudarán a enfatizar el entorno.
Antes de nada, los novios deberán definir juntos si prefieren una ceremonia religiosa o civil. En caso de que prefieran celebrar el enlace de modo religioso será la disponibilidad de la iglesia la que marque la fecha de celebración, en caso de elegir la segunda opción, los trámites se agilizan y tendrán más libertad para elegir la fecha que más les convenga.

EL LUGAR

Nuestro consejo es que, antes de ir a ver sitios, los novios realicen un preselección en Internet. Tras la documentación en la red elaborarán una lista con los 5-10 sitios que más les hayan gustado y se pondrán en contacto con los mismos para concertar una primera cita. La primera cita es fundamental, se decide si el sitio es o no de vuestro agrado, si tiene capacidad para el número de invitados y si tiene carpa por si llueve.

Otras cosas que no se deben pasar por alto son: si el servicio de los camareros viene ya incluido, el precio por persona de la barra libre, dejar claro las horas de duración de la boda y confirmar que queda reservado para ellos ¡solos!

EL CATERING

Cada vez más los banquetes de boda interminables están más demodé. Aunque todavía son muchos los que eligen esta opción, para otros es mejor la más lucida, que consta de cocktail a la llegada de los invitados, y luego banquete sentados con primer plato, segundo plato y postre. En la elección del menú es fundamental tener en cuenta sobre todo la época del año en que se celebre la boda.
No es lo mismo una boda en diciembre que en agosto, por lo que tampoco puede serlo el menú de ambas. 

EL VESTIDO

Una vez tengas la fecha cerrada, con el lugar ya contratado y el catering elegido, lo siguiente  es definir el estilo que lucirá la novia. Recomendamos comprar algunas revistas de novias para inspirarse y complementarlo con la visualización de algunas páginas web: www.pronovias.com, www.brides.com, o www.sposabella.com, por ejemplo.

Lo más importante a la hora de diseñar el traje de tus sueños, así como el peinado o maquillaje, es que el resultado final no se parezca más a un disfraz que a una novia.
Es muy importante que si siempre sueles llevar el pelo recogido, lleves también en ese día el pelo recogido o si, por ejemplo, nunca vas maquillada en tu rutina diaria, pues tampoco te pases con el maquillaje ese día. Se trata de conservar tu estilo potenciándolo al máximo.

En cuanto al vestido en sí hay tres factores a tener en cuenta: la época del año, el estilo de la novia y el lugar donde se celebre. Según en qué estación del año nos encontremos será más apropiado un tipo de vestido u otro.
El estilo personal de la novia es otra de las variantes a tener en cuenta.

ACCESORIOS

En cuanto a los accesorios las posibilidades son infinitas. El velo es tradicional, pero no por ello obligatorio, depende más del gusto de la novia. Otras prefieren adornar sus cabezas con tocados. Diademas o flores son otras opciones muy válidas.

Las novias además pueden llevar guantes de encaje, redecilla, tul o con aplicaciones de piel, abanico, bolsito…

La lencería no se debe dejar al azar, así como no deben olvidar llevar "algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul" si quieren que sus matrimonios sean afortunados.

FLORES, MÚSICA, INVITACIONES


Los pequeños detalles son los que diferencian una boda perfecta de una boda correcta. Las flores son imprescindibles, aunque parezca un detalle sin importancia, saldrán en todas las fotos y ayudarán a enfatizar el entorno. Si el estilo de la novia es romántica cuajará de rosas sus mesas, las modernas prefieren los tulipanes, las bohemias las margaritas. Además de flores y pequeños arbolitos en las puertas y entradas, queda muy bien decorar con velas, tanto de suelo, como de mesa.

En cuanto a la música es fundamental que sea bailable, tras el vals o la canción elegida por los novios para abrir el baile, lo ideal es que toda la música sea divertida y animada.

Por último, las invitaciones. Es importante elegir bien el formato, el papel, la tinta, el color, si la prefieren doble o sencilla, la tipografía, en horizontal o en vertical…

No olvidéis incluir dentro del sobre un mapa para llegar al lugar, si fuera necesario, y una pequeña carta con la confirmación y un sobre con el sello.

Y, después de todos estos preparativos, sólo falta lo más importante: ¡Sí quiero!