Lo que jamás debes hacer en el gimnasio es…

Por: Alicia Marín
Descubre los errores más comunes que puedes estar cometiendo en el gimnasio sin darte cuenta y que ponen en peligro tu salud y los progresos de tu entrenamiento.
5 errores comunes que solemos cometer en el gimnasio
Sprinter
La vuelta a la rutina tras el verano marca la llegada de las masas a los gimnasios. El verano pasa factura en mayor o menor medida y hay que ponerse las pilas con el ejercicio para volver a tonificar el cuerpo y recuperar nuestro peso ideal. Sin embargo, no siempre se entrena como se debe y cometemos algunos errores comunes en el gimnasio que pueden poner en peligro no sólo nuestra salud, también los resultados del entrenamiento.

Sin más, toma nota de lo que jamás debes hacer en el gimnasio. Se trata de errores muy frecuentes que puedes estar cometiendo sin darte cuenta. ¡Empezamos!

No activar el abdomen

A la hora de realizar ejercicios abdominales, es fundamental activar dicha parte del cuerpo y no forzar otras como las cervicales o las lumbares. Así, siempre que hagas abdominales, centra el esfuerzo en tu barriga y siente cómo “pica” y trabaja, sin tirar ni ayudarte con la espalda, los brazos o el cuello. No sólo podrás correr el riesgo de lesionarte, sino que no conseguirás los resultados esperados en tu abdomen.

Para sentirte cómoda y lucir un abdomen firme, la indumentaria te ayudará. Es ideal utilizar unos leggings ajustados a la cintura que aporten firmeza a la zona abdominal.

Hacer cardio primero

“Pese a que se suele creer lo contrario, es recomendable empezar el entrenamiento con ejercicios de fuerza para agotar las reservas de glucógeno, de manera que al hacer cardio después, el cuerpo solo recurrirá a las grasas. Así aseguras que tu entrenamiento es efectivo y con un gasto energético adecuado”, aconsejan los expertos de Sprinter.

No hidratarse

Es fundamental asegurarse de estar hidratados antes, durante y después del entrenamiento. Antes de ir al gimnasio, es recomendable beber agua e ingerir alimentos que procuren una buena hidratación, como la fruta.

“Durante el entrenamiento, recomendamos beber agua para los ejercicios de musculación, mientras que para el cardio también son adecuadas las bebidas isotónicas. Una vez finalizada la visita al gimnasio, dado que hemos reducido nuestros niveles de energía, podemos reponerlos con batidos de carbohidratos o batidos caseros de fruta”, nos recomiendan los expertos de Sprinter.
Tras el entrenamiento en el gimnasio es imprescindible dedicar unos minutos a estirar
Sprinter

No elegir la ropa adecuada

Es muy importante elegir qué vas a ponerte para ir al gimnasio. Y es que un ejercicio efectivo y seguro viene determinado, en gran parte, por el uso de ropa y material adecuados que te ayuden a conseguir los mejores resultados. Lo más importante es la óptima transpiración de las prendas y la comodidad de un buen calzado deportivo que se ajuste a la perfección a la longitud del pie, a la pisada y al tipo de ejercicio que irá destinado.

No calentar ni estirar

Es uno de los errores más comunes. Tras el entrenamiento, es imprescindible dedicar unos minutos a estirar, no solo para liberar la tensión acumulada, sino también para asegurar una movilidad adecuada tras el ejercicio. Solo te llevará unos minutos y puedes hacerlo en el gimnasio o directamente en casa practicando ejercicios de “stretching”.
Búsquedas relacionadas  ››  

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite:
Mujer de Elite
C/ General Díaz Porlier, 48 1A 28001 Madrid - Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid Tomo: 24.243 Folio: 157 Sección: 8 Hoja: M-435744 Inscripción 1ª
No dejes de seguir a MujerdeElite