X Cerrar
 

Rinoplastia: todo lo que debes saber antes de decidir cambiar tu nariz

Por: Alicia Marín
Si estás pensando en remodelar tu nariz, es necesario que conozcas aspectos muy importantes antes de someterte a una rinoplastia, así como las razones que fundamentan esta operación.
Agencias
La operación de nariz o rinoplastia es una de las intervenciones estéticas más practicadas que se realiza a personas que quieren cambiar la forma o tamaño de la nariz. Más del 80% de las personas se operan por este motivo, aunque también se realiza en casos de problemas en la función respiratoria.

Según explica el doctor Federico Pérez de la Romana, cirujano plástico y estético, el hecho de que las deformidades de la nariz, sean una preocupación para muchas personas, tiene su origen en que esta es la estructura más visible en el centro de la cara y, por lo tanto, tiene una gran importancia en la estética facial. Esto hace que muchas personas lleguen a estar muy preocupadas, incluso tener problemas de autoestima y psicológicos.

Si estás pensando en remodelar tu nariz, hay ciertos aspectos que debes conocer antes de realizarse esta operación:
  • Saber qué es exactamente lo que hay que mejorar: es muy importante la exploración que realice el cirujano plástico antes de la intervención, porque hay que detectar la parte de la nariz que está alterada. Por ejemplo, puede que la punta sea ancha, estrecha o caída, o también que el dorso esté hundido o muy saliente, que suele ser lo más frecuente, y en algunos casos puede estar desviada, debido a traumatismos o sea así de nacimiento. Todo ello se tendrá que tener en cuenta para saber qué se tiene que corregir, qué es lo que más le preocupa al paciente y, finalmente, qué es lo que se puede corregir.
  • El problema puede ser el mentón: otra deformidad congénita que ocurre en la cara es la hipertrofia nasal que se asocia a la retroposición del mentón o mentón corto, en estos casos hay que realizar una perfiloplastia que consiste en aumentar el mentón, además de corregir la nariz, obteniéndose un resultado excelente.
  • No se trata de tener la nariz de otra persona: “a veces los jóvenes nos traen fotografías de actores o actrices con una nariz bonita, pero es importante explicar que cada nariz va con un tipo de rasgos faciales y a unos les irá mejor un tipo de nariz que a otros”, nos comenta el Dr. Pérez de la Romana. La intervención de rinoplastia consiste en corregir todas las estructuras nasales y darle una forma armónica a la nariz con el resto de la cara, no se trata solamente de dejarla perfecta de forma, sino que debe ser proporcionada con las medidas del rostro.
  • No olvidar la funcionalidad de la nariz: además de su importancia estética en la cara, esta parte de nuestro cuerpo tiene una gran importancia funcional en el proceso de respiración, puesto que la mucosa nasal es la adecuada para introducir el aire en los pulmones. Por este motivo un buen especialista tratará el caso al estudiar la nariz no solo desde el punto de vista estético, sino también desde el punto de vista funcional y si la función respiratoria fuera disminuida o alterada, hacer en la misma intervención una corrección, para mejorar así la respiración de la misma.
  • Cada vez son operaciones más rápidas y el periodo de recuperación es menor: es importante saber que la intervención se realiza con anestesia general, y normalmente hay que estar un día ingresado en la clínica, es por ello que previamente a la rinoplastia se realiza un electrocardiograma al paciente y analítica completa para asegurarse de que se encuentra en un buen estado de salud. Durante el periodo postoperatorio el paciente estará una semana con una escayola, protegiendo los huesos nasales, y con unos tapones que se retirarán a las 48 horas. Aunque la intervención y el postoperatorio no son dolorosos, ya que la nariz no tiene movimiento ni articulaciones, durante una semana se pueden tomar antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos si existen molestias, pues es probable que se hinche un poco la zona periocular. No obstante, la hinchazón irá desapareciendo y no será hasta pasado un mes cuando el paciente empieza a ver el resultado, y de forma definitiva al cabo de unos meses. También es normal sentir un frío en la zona durante las primeras 72 horas y el tiempo de baja recomendado suele ser de una semana.
Agencias

9 razones que fundamentan una rinoplastia

Lo primero que tienes que saber es que una nariz singular o poco estándar puede resultar muy atractiva, añadiendo carácter y personalidad al rostro, no obstante, el Dr. Diego Tomás Ivancich, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, nos ofrece 9 razones por las que una persona podría pensar sensatamente en la cirugía como solución:
  1. Complejos: todos tenemos algún que otro complejo, pero cuando este afecta de manera notable al día a día, se recomienda una intervención para lograr mayor simetría o armonía pero sobre todo una vida más tranquila y satisfecha.
  2. Reparar daños: los pacientes que han sufrido algún tipo de accidente o golpe que cambia o estropea la forma de la nariz, suelen buscar su antiguo aspecto; existen intervenciones para reparar los daños y recuperar su aspecto estético.
  3. Problemas respiratorios: son muy molestos y a la larga pueden generar problemas mayores, cada día son más las personas que acuden a intervenciones quirúrgicas para solucionar este tipo de problemas.
  4. Agencias
  5. Giba dorsal: o la conocida “nariz aguileña”, es la razón más común por la cual los pacientes deciden operarse. Esta clase de nariz puede ser bonita de frente, pero a los pacientes no les gusta su vista de perfil, ya que el dorso de la nariz sobresale desproporcionadamente.
  6. Nariz de pinocho: dejar de decir mentiras no evitará que te crezca la nariz, pero puedes reducir su tamaño con ayuda de un buen médico. Al igual que la anterior intervención, es preciso acudir a un especialista que conozca la técnica.
  7. Ancha o no: según el ancho del dorso, la punta y las fosas nasales, se podría reducir o aumentar el tamaño, dependiendo de lo que busque el paciente y de las posibilidades quirúrgicas sin crearle problemas respiratorios.
  8. Nariz torcida: es prácticamente imposible conseguir una nariz completamente recta, son pocos los que han nacido con esa suerte. Pero en caso de tener una desviación del tabique nasal siempre se puede solucionar para buscar su máxima simetría facial.
  9. Nariz globulosa: si se tiene la punta de la nariz globulosa o mal definida, semejante a la nariz de un payaso, también tiene solución mediante una rinoplastia.
  10. Cirugía secundaria: en casos de cirugías previas con resultados desafortunados volver a operarse paliaría esa malformación.
Por último, no olvides ponerte en manos de profesionales. Como cualquier otra operación, la rinoplastia debe ser siempre practicada por un cirujano profesional y a la hora de someterse a ella, se debe saber qué certificaciones avalan la profesionalidad del especialista. Una de las más importantes es la pertenencia a sociedades médicas como la Sociedad Europea de Rinoplastia. Es importante exigir que el cirujano que te va a intervenir conozca todos los avances en las técnicas de rinoplastia, puesto que hoy en día se realizan más las técnicas abiertas que cerradas, que además consiguen mas precisión y resultados perfectos.

Te puede interesar