Luce unas manos siempre bonitas con estos consejos básicos infalibles

Por: Alicia Marín
¿Quieres lucir unas manos jóvenes, sin manchas y muy suaves? Lo conseguirás con estos sencillos consejos, son tan fáciles como eficaces. ¡Presume de manos bonitas!
7 consejos fáciles para unas manos bonitas, jóvenes, suaves y sin manchas
Agencias
Si no concebimos salir a la calle sin aplicar antes una crema hidratante facial o vestirnos sin antes haber utilizado una loción corporal, ¿por qué no cuidamos nuestras manos hasta que las notamos ásperas o, aún peor, envejecidas y con manchas?

Las manos son nuestra carta de presentación, juegan un papel crucial cuando damos la mano a alguien que acabamos de conocer, cuando compartimos una reunión con más gente, cuando trabajamos cara al público o, simplemente, cuando acariciamos a la persona que queremos.

No podemos olvidar que la piel de las manos está expuesta a innumerables agresiones a lo largo del día: frío, calor, viento, agua, jabones, roces… y, a pesar de lo que pueda parecer, se trata de una zona con menos cantidad de glándulas sebáceas, lo que favorece su deshidratación.

Si queremos presumir de unas manos jóvenes, suaves, tersas y sin manchas, siempre bonitas, es necesario cuidarlas como se merecen, y solo hay que seguir estos prácticos consejos para lograrlo:
  1. Lava las manos con agua tibia, ni demasiado fría ni demasiado caliente y sécalas muy bien y sin frotar antes de aplicar la crema hidratante.
  2. Utiliza jabones con pH neutro y dermatológicamente testados, para que no agredan la delicada piel de las manos.
  3. Usa guantes de goma o látex para realizar tareas de limpieza, manualidades, jardinería…, así evitarás que entren en contacto con productos químicos que puedan dañarlas.
  4. Protege las manos del frío con guantes en invierno y utiliza cremas con filtro solar durante todo el año para retrasar al máximo la aparición de manchas y el envejecimiento prematuro.
  5. Usa un exfoliante suave una vez a la semana. También puedes activar la circulación con pequeños masajes, ya sea con las propias manos o con un cepillo suave.
  6. No olvides las uñas y las cutículas. Cada vez que extiendas tu crema de manos masajea ambas zonas, e incide sobre todo en las cutículas para mantenerlas hidratadas.
  7. Evita el tabaco ya que, además de amarillear uñas y dedos, el humo contaminado seca la piel y, a nivel interno, la dermis recibe menos oxígeno, lo que favorece la deshidratación.

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite:
Mujer de Elite
CAHAMS INTERNET S.L. CIF: B85084317