Buscar

Consejos y menús para comer sano y ligero en la oficina

Ficha estos prácticos y sencillos consejos e ideas de menús para comer sano, variado y ligero en la oficina.

4m 13s
Agencias

Con la llegada del verano, son muchas las empresas que establecen la jornada intensiva, y con ella, muchos trabajadores aprovechan para comer en el trabajo antes de salir al mediodía. El estrés y las prisas por acabar a tiempo, pueden llevarnos a comprar comida rápida o un sándwich con una bolsa de patatas fritas en el supermercado para salir del paso, pero no es, ni de lejos, la mejor opción cuando se trata de seguir una dieta sana, equilibrada y ligera, que nos ayude a mantener una figura envidiable en verano.

Comer sano y variado fuera de casa es posible, solo hay que tener en cuenta estos diez consejos para la preparación, conservación y transporte de los alimentos que nos propone la dietista-nutricionista Paula Rodríguez:

  1. Dedicar tiempo para planificar y pensar los platos que vamos a preparar (alimentos y técnicas culinarias, teniendo presentes las formas de cocinar más sanas y ligeras que puedes ver aquí).
  2. Para que un menú sea variado, equilibrado y saludable debemos diferenciar los grupos que hay que incluir diariamente de los que hay que consumir semanalmente.
  3. Podemos elegir dos platos o bien un plato único completo. Si elegimos un primero donde predominen los hidratos de carbono, el segundo se debe complementar con carne, pescado o huevo, añadiendo una guarnición de verduras y hortalizas.
  4. Si elegimos un plato único, una porción debe contener verduras y hortalizas, otra cereales, patatas o legumbres, y una última parte por proteínas (huevo, carne o pescado).
  5. El pan integral, el agua y una fruta de temporada son las mejores opciones para completar la comida sana y ligera en la oficina.
  6. Conservar los tuppers o las preparaciones culinarias en el frigorífico para evitar riesgos.
  7. Las frutas, las verduras, el gazpacho o el salmorejo son los alimentos que mayor proporción de agua tienen. Además de aportan nutrientes a la dieta, son una excelente opción para mantenernos hidratados.
  8. Siempre depende de las costumbres y estilo de vida, pero la energía total diaria debe distribuirse de la siguiente manera: 25% desayuno, 30-35% comida, 15% merienda y 25-30% cena.
  9. El mejor envase para almacenar y transportar los alimentos es el de cristal. En el caso de que se utilicen de plástico se recomiendan aquellos que cumplan con la legislación y que sean aptos para calentar en el microondas.
  10. Por último, para que los platos aguanten más tiempo es preferible agregar el aliño (aceite de oliva virgen y  vinagre) justo antes de consumirlo.
Agencias

Ideas de menús para cuidar la línea en la oficina

Caer en los típicos menús del día es una tentación difícil de superar frente a la pereza de tener que cocinar por la noche el día de antes. Te damos algunas recetas ligeras para que, además de ahorrar, cuides la dieta en la oficina:

Tortilla francesa rellena de atún y ensalada verde

Nada más sencillo que hacernos una tortilla francesa con atún. Si quieres, puedes cambiar el atún por lo que más te apetezca: queso, jamón de york, champiñones… Para acompañar, una pequeña ensalada verde de espinacas, canónigos y tomatitos cherry.

Hamburguesas de pollo

Recuerda hacer las hamburguesas con poquito aceite de modo que no te encuentres con un plato grasiento que no ayude a tu dieta. Por supuesto, y aunque te cueste, no debes acompañar la carne con pan, bacon o similares.

Crema natural de calabacín y ensalada de queso fresco

La crema puedes hacerla tú misma en vez de recurrir a los tetra brick de comida precocinada, que siempre será mucho menos sana. Para ello, simplemente dora media cebolla, rehógala con el calabacín y cúbrelo de agua para que cueza. La ensalada, además de queso fresco, puede tener nueces, espinacas y caballa.

Sándwich integral de salmón y crema de tomate

Prepárate un sandwich de pan integral con salmón, unas rodajas de tomate y huevo duro. Para acompañar, nada mejor que crema de tomate o gazpacho andaluz, y si son caseros más saludable será el plato.

Recuerda que a pesar de que comas fuera de casa, tu comida ha de ser equilibrada. Así, tienes que incluir siempre bebida y postre. La primera puede ser agua o, si quieres bebida antioxidante, puedes llevarte té verde a la oficina, tanto frío como caliente, en un termo. El postre iremos alternando nuestra fruta favorita con yogures naturales, con cereales o con frutas.

Lo más importante de todo es que sepas cómo combinar los distintos platos para que acabes teniendo un menú variado y completo que no llegue a aburrirte en ningún momento.

Te puede interesar
5 ejercicios para adelgazar: tonifica abdominales, piernas, glúteos y brazos ¡en la oficina!

5 ejercicios para adelgazar: tonifica abdominales, piernas, glúteos y brazos ¡en la oficina!

Recetas frías para llevar a la oficina ¡ligeras y muy veraniegas!

Recetas frías para llevar a la oficina ¡ligeras y muy veraniegas!

Temas relacionados  ››