Buscar

Monodietas, deficitarias y muy aburridas

Monodietas, deficitarias y muy aburridas
4m 59s

Las monodietas suelen denotar la falta de imaginación de quienes las postulan ya que resultan tan aburridas como deficitarias, incluidas las que solo permiten la ingesta de un tipo de fruta varias veces al día. Por otra parte está científicamente demostrado que las dietas repetitivas cansan a quienes las siguen y además pueden ser peligrosas.

En experimentos con animales a propósito de las monodietas -equiparables a los seres humanos- se comprobó que éstos pierden el interés por la comida si se les suministra el mismo alimento durante muchos días seguidos, entre otras razones porque se comprobó la degradación de la sensibilidad de su paladar. Por el contrario cuando a esos mismos animales se les suministró una dieta variada, sabrosa y energética, su actitud se transformó radicalmente, se mostraron mucho más tranquilos y comieron más al despertarse sus instintos de rememoración, paladeo y descubrimiento de sabores.

EL CASO DEL PLÁTANO

A propósito de esta demostración científica, la organización Plátano de Canarias, una entidad que agrupa a los principales productores de esta fruta en el archipiélago español de las Islas Canarias, ha desaconsejado la denominada "dieta del plátano" y otro tipo de monodietas con similares características porque las considera desequilibradas y la experiencia clínica han demostrado que no provocan una pérdida de peso efectiva.

Esta dieta parece haberse puesto muy de moda en los últimos tiempos en lugares tan exóticos como Japón donde, según ha podido constatar Plátano de Canarias, los almacenes de esta fruta procedente del archipiélago atlántico en el lejano país se han quedado sin reservas.

A pesar de que la venta del género les beneficia, los productores canarios de plátanos han apelado, a través del comunicado correspondiente, a la responsabilidad de las personas a la hora de inclinarse por la dieta basada en el consumo casi exclusivo de esa fruta. Reconocen que con este régimen no cabe duda de que se puede perder peso, ya que la ingesta de calorías es bastante menor que en una dieta más variada. Sin embargo, los productores advierten de que a largo plazo este tipo de régimen alimenticio "no es absolutamente la mejor forma para perder peso, ya que como en otras dietas de este tipo, si se prolonga, el riesgo de caer en deficiencias nutricionales es muy grande".

GRASA RECUPERABLE

La actitud de los plataneros canarios coincide con la tesis de los dietistas más rigurosos quienes han repetido hasta la saciedad que las monodietas son totalmente desaconsejables porque son desequilibradas desde el punto de vista nutricional y no llevan a conseguir una pérdida de peso efectiva. Con estos regímenes suele ocurrir que la grasa perdida en una primera fase el organismo vuelve a recuperarla en cuanto se retoman los hábitos alimenticios normales.

Tanto el plátano como otras frutas pueden tener propiedades adelgazantes pero siempre que estén combinadas con otros alimentos y en unas cantidades adecuadas. Aparte de la dieta del plátano, en los últimos años se han popularizado regímenes monotemáticos de otras frutas como las del pomelo, de la manzana e incluso del melocotón en almíbar, una propuesta que puede resultar nociva debido a la gran concentración de azúcar que suelen contener los envases de este tipo de conserva.  

Se pasa tanta hambre con una monodieta como con una dieta restrictiva variada, pero con la ventaja de que esta última permite disfrutar de distintos alimentos frente a la imposibilidad de hacerlo con un régimen repetitivo.

Aparte de las monodietas de fruta, algunos expertos en nutrición ponen como ejemplo de dieta monótona y deficitaria, además de que puede entrañar riesgos para la salud, la denominada Dieta de Dole consistente en la ingesta diaria de una pasta de leche en polvo y aceite con agua y fructosa. Aparte de la falta de variedad que supone esa dieta y del sabor extraño del compuesto a ingerir, se ha demostrado que es un régimen insuficiente desde el punto de vista de los microcomponentes necesarios para el organismo y relativamente pobre en proteínas y glúcidos.

DESAYUNO MONOTEMÁTICO

En la elaboración de las dietas restrictivas pero variadas se demuestra la habilidad del nutricionista para saber combinar la infinita variedad de los alimentos que la naturaleza nos ofrece. Esta variedad choca, por ejemplo, con un tipo de desayuno monotemático típico, muy anglosajón, a base de un tazón de café con leche acompañado de tostadas con margarina.

En España, por ejemplo, muchas personas han sustituido en los últimos tiempos los tristes biscotes con margarina, o mantequilla, de la primera comida del día por unas rebanadas de pan tierno untadas con tomate y aceite de oliva, cuya grasa (ácido oleico) es mucho más saludable.

Las dietas monótonas -pero no deficitarias- son únicamente aconsejables en niños, que necesitan de una rutina alimenticia fija para adquirir seguridad, y en algunos ancianos sujetos a distintos grados de desvalimiento. No obstante, es necesario en estos casos implementar ciertas variantes sutiles que eviten que esa monotonía desemboque en un rechazo al alimento. No olvides que los niños son muy propensos a expresar su protesta cuando exclaman ante el plato de comida: "¿Otra vez lo mismo que ayer...?"