5 errores frecuentes en la dieta de verano que engordan

Por: Alicia Marín

Descubrimos los mitos sobre la alimentación de verano, los errores más frecuentes en la dieta durante los meses de calor. ¡Aléjalos si no quieres engordar!

Mitos sobre la alimentación en verano
Storyblocks
Desde la antigüedad, las costumbres en relación a la comida y al cambio de dieta durante el verano, poco han cambiado. Se come ligero, fresco y frugal en verano y de forma más copiosa y con alimentos más ricos en calorías en invierno. La diferencia tiene que ver con la necesidad de nuestro cuerpo de regular su temperatura. Cuando decimos que “el cuerpo nos pide una sopa caliente” nos referimos a que necesitamos más calorías para hacer frente a las bajas temperaturas.

Puede decirse que el frío acelera nuestro metabolismo, pues que “lo pone a trabajar”, mientras que el calor lo ralentiza. Así pues, quemaremos más despacio la grasa en verano.

Con la ayuda del experto en nutrición Ata Pouramini, te desvelamos los 5 errores más frecuentes que se producen en la dieta veraniega y que debes evitar para no engordar y mantener tu peso en los meses de calor:

1. En verano se engorda menos por el calor

Que sudes más o menos por el calor que haga cuando realices la digestión nada tiene que ver con la báscula. Depende de la composición de los alimentos: que sean más o menos digeribles, y que se consuman, por lo tanto, más o menos calorías en ese proceso. Te será muy útil incluir en tu dieta veraniega los denominados alimentos con calorías negativas, que contienen tan pocas calorías que se queman más durante su digestión de las que han sido ingeridas.
Consume alimentos con calorías negativas para no engordar en verano
Storyblocks

2. Si gano peso en verano es porque bebo mucha agua y retengo más líquidos

Es cierto que en verano la hidratación que necesitas es mayor, a causa de los viajes y los cambios de horario y dieta, pero a través del sudor podrás expulsar también líquido retenido debido a la acción vasodilatadora del calor.

3. Como necesito menos calorías en verano puedo prescindir del segundo plato

Si quieres llevar una alimentación completa, equilibrada y saludable en verano necesitas añadir un elemento principal a tu primer plato rico en proteínas. Por ejemplo, un huevo cocido o algo de pollo a tu ensalada. Aportarás la proteína básica. Si prefieres pescado, puedes añadir atún o enriquecer una tosta de pan integral o un plato de verdura con algo de salmón. ¡El pescado azul es fantástico!
Las proteínas, esenciales para llevar una dieta sana y equilibrada en verano y no engordar
Storyblocks

4. No debo tomar platos contundentes y/o calientes en verano

Un plato de lentejas en pleno verano no te provocará nada malo. No ganarás peso, si es que no lo tomas como único menú y te entregas a la vida sedentaria. Te producirá una sensación de mayor saciedad que evitará el picoteo entre horas, además de aportarte la fibra necesaria para el correcto tránsito intestinal, más en esta época de cambios. Las legumbres son bajas en grasa, ricas en fibra, proteínas y muy saciantes, así que te ayudarán a equilibrar tu dieta en verano y a no engordar. Si un guiso no te apetece demasiado, apúntate a las ensaladas de legumbres.
Comer legumbres en verano no hará que engordes
Storyblocks

5. Para combatir la sed y no engordar puedo alternar el agua con zumos naturales

Los zumos naturales son sanos, puesto que están llenos de minerales y vitaminas esenciales. Son una de las estrellas de las famosas dietas detox, pero ¡ojo! la fruta tiene elevados índices de azúcar. Azúcar, ya se sabe, es sinónimo de calorías. Zumos sí, con moderación. Para hidratarse, lo mejor es el agua.

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: