Prepárate para la primavera

Prepárate para la primavera
   31/3/2009 - 9:49 4m 48s

Llega la estación de la renovación por excelencia y con ella las faldas, las sandalias, los escotes más pronunciados. Sigue nuestro ritual de belleza y quítate el abrigo sin miedo.

Reconozcámoslo: ¿Quién no se relaja un poco durante el invierno, con la excusa de que el cuerpo se encuentra oculto bajo capas y más capas de ropa, sombreros y botas, o de que hace demasiado frío para ir al gimnasio?. Pero la primavera empieza a asomar y ya no hay excusas para comenzar una puesta a punto.
Y es que pronto llegará el momento de volver a mostrar brazos y piernas, así que lo mejor es trazar un plan integral para reactivar y devolver el tono a nuestro organismo, cutis y cabello.

Para ello, es fundamental empezar desde dentro e introducir hábitos más sanos en nuestra dieta y estilo de vida. Esto se reflejará en el exterior. ¿Las claves?. Acostúmbrate a ingerir dos litros de agua al día, comienza a reducir el consumo de grasas que siempre tiendes a aumentar en los meses más fríos y prima en tu dieta los alimentos desintoxicantes y antioxidantes.

DEBERES NUTRICIONALES

Frutas, verduras, infusiones como el té verde, pescado azul o blanco y carnes magras no deberían faltar en tu dieta durante todo el año, pero si no has hecho tus "deberes nutricionales" en los meses más fríos, no hay mejor momento que ahora para comenzar.

Por supuesto, nuestro plan también incluye consejos para renovarse desde fuera, y comenzaremos por cambiar la piel, literalmente: una buena exfoliación corporal, primero en seco y después bajo la ducha, para eliminar todas las células muertas e impurezas, uniformizar tono y textura, y que la epidermis esté preparada para aprovechar al máximo los beneficios de las cremas hidratantes y de tratamiento.
Es aquí donde entra en escena esa vieja amiga que ha reposado en el estante durante todo el invierno... la crema anticelulítica. A estas alturas de la vida sabemos que no se han de esperar milagros, pero sí es cierto que ayudan si son empleadas con constancia, de una a dos veces al día, y aplicadas con un masaje tonificador para que penetren bien en las zonas a tratar.

En el resto del cuerpo, extenderemos a diario una crema hidratante, mejor si es cuando la piel aún está un poco mojada, ya que de esta forma sellamos la humedad en la epidermis. Conviene insistir o incluso aplicar una crema nutritiva más emoliente en las zonas "problemáticas" que tienden a resecarse más, como los codos, rodillas y talones.

Cuando hagas un masaje continuado en tu cuerpo para hacer penetrar el producto, aprovecha para activar tu circulación con movimientos vigorosos siempre en dirección al corazón.

EJERCICIO, POCO A POCO


Por supuesto, este es también el momento perfecto para desperezar al cuerpo del letargo invernal y reactivarlo. No se trata de que repentinamente tras meses de sedentarismo lo sometamos, un buen día, a un entrenamiento olímpico en el gimnasio, ya que eso provocaría agujetas en el mejor de los casos e incluso lesiones, en el peor. ¡Hay que hacerlo poco a poco!

Comienza por caminar más, quizá apearte del autobús una o dos paradas antes, opta por las escaleras en lugar del ascensor, al menos unos tramos. Las sesiones de estiramientos suaves también son una buena fórmula para comenzar a tonificarnos, aunque siempre es conveniente que te asesore un especialista en el gimnasio.

Además, para quienes disponen de poco tiempo para ejercitarse, la alternativa son sistemas de plataforma vibratoria como Power Plate o Galileo, una nueva generación de máquinas que permite tonificar la musculatura en sesiones de corta duración y con muy buenos resultados.

ROSTRO PRIMAVERAL

La llegada de la primavera también requiere de una puesta a punto del rostro, ya que la piel de éste ha sufrido durante el otoño y el invierno no sólo por el frío, sino por los cambios bruscos de temperatura a los que lo sometemos durante esos meses, pasando constantemente de ambientes con la calefacción muy alta al gélido aire de la calle.
Para ello, nada mejor que una buena limpieza de cutis que renueve a fondo la piel y la deje libre de impurezas. En el mercado encontrarás mascarillas purificadoras, hidratantes y revitalizantes, que tras una limpieza de cutis son las perfectas aliadas para lograr nuestro objetivo: una piel luminosa.

Al igual que los tejidos de la ropa no son los mismos en verano que en invierno, tampoco lo son las fórmulas y texturas de las cremas y productos de maquillaje. La llegada del buen tiempo invita a aligerar esas texturas, quizá pasar del maquillaje a la hidratante con un toque de color, y de las cremas más untuosas a otras más fluidas y ligeras.

Opta por tonos más suaves y primaverales, recuerda que menos es más y permitirá que tu piel respire. Verás la recompensa con un tono luminoso y uniforme, el mejor complemento para esta primavera.

Te puede interesar

Temas

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: