Buscar

¡Arriba ese culo! (y sin cirugía)

¡Arriba ese culo! y sin cirugía
2m 57s

¿Envidias esos cuerpos de mujeres brasileñas en tanga paseando por la playa de Ipanema? Pregunta idiota, pero ya no tienes por qué caer en ese pecado tan feo que es la envidia porque, aunque parezca un sueño imposible, existe una técnica que hace posible que tu trasero flácido y descolgado se parezca al de la mismísima Jennifer López. ¡Ah! Y sin pasar por el quirófano.

La palabra mágica es Macrolane. Se trata de un gel hecho a base de ácido hialurónico que se inyecta a nivel de la grasa en nuestro glúteo añadiéndole volumen y firmeza sin dejar huella; o lo que es lo mismo: sin cicatriz alguna.

¿Qué?

El ácido hialurónico es un relleno denso de origen no animal que al inyectarse bajo la piel de nuestro trasero produce el mismo efecto como si infláramos un globo. También se utiliza para aumentar el pecho y rectificar irregularidades en la piel -como cicatrices o los huecos que deja la liposucción- con el objetivo de modelar el cuerpo, restaurarlo y crear en él más volumen y consistencia.

¿Cómo?

Depende de la cantidad de gel que nos apliquen, pero el tratamiento puede durar entre media hora y 90 minutos. Se realiza con anestesia local a través de una finísima aguja que te inyectarán en la misma consulta del médico especialista y, aunque se trata de un producto novedoso, más de 12.000 mujeres ya lo han probado en todo el mundo con resultados más que satisfactorios.

Aún así, existen algunos efectos secundarios que te conviene conocer, como cierto enrojecimiento, picor y hematoma en la zona que suelen desaparecer en unos 15 días aproximadamente. Lo bueno es que al día siguiente ya puedes apreciar los resultados y comenzar a hacer tu vida normal. Lo malo es que este tratamiento resulta aún un pelín caro. Aproximadamente tienes que desembolsar unos 3.000 o 4.000 euros y sus efectos no duran para siempre. Cada año conviene acudir de nuevo a la consulta para hacerte unos retoques.

¿Dónde?

Este producto está avalado por la UE, pero siempre debe ser realizado por especialistas debidamente entrenados para ello. Tienes que asegurarte que el médico en cuestión es un cirujano plástico (especialista en implantes e inyecciones endógenas) y, para ello, no dudes en pedir referencias sobre cualquier profesional en la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (www.secpre.org).

¿Por qué?

Porque si así te sientes mejor, ¿por qué no hacerlo? Se trata de un tratamiento no invasivo, aunque siempre te recomendarán que primero agotes todas las posibilidades en el gimnasio.

Hasta hace poco la única alternativa a ponerte volumen en el trasero (o en el pecho) era el implante de silicona a través de una intervención quirúrgica, pero ahora con el Macrolane podrás lucir culo sin complejos y sin los efectos secundarios que conlleva siempre una operación.