Buscar

Reducir abdomen y muslos sin pasar hambre ni por el quirófano

Reducir abdomen y muslos sin pasar hambre ni por el quirófano
3m 25s

Los tratamientos UltraShape y NARL son lo último en tecnología contra la celulitis, la acumulación de grasas y la pérdida de firmeza. Se trata de remodelar tu cuerpo, de recortar lo que sobra para dejarte una silueta de infarto. ¿Te atreves con ellas? Son cien por cien no invasivas y tras una docena de sesiones te podrás por fin despedir de las cartucheras y los michelines.

Ya sabíamos que la ciencia ha avanzado tanto como para no tener que recurrir al quirófano para quitarnos las grasas acumuladas, pero nos siguen sorprendiendo los tratamientos con ultrasonidos, que hacen estragos entre cientos de mujeres que han visto cómo su silueta volvía a ser como era gracias a estas técnicas de electroterapia.

UltraShape


Aunque no requiere anestesia y es totalmente indoloro, recuerda que el procedimiento se lleva siempre a cabo en una clínica especializada y por un médico experto. Será él o ella quién te examinará detalladamente y te marcará en la piel el área que va a ser tratada. Evidentemente dependiendo de la cantidad de grasa que haya que quitar la marca será más o menos ancha, aunque el tratamiento viene a durar entre una hora y una hora y media por sesión porque no está diseñado para personas obesas, sino para gente con un peso normal pero con algún problema de acumulación de grasa.

El procedimiento no puede ser más confortable, ya que te tumbarás boca arriba en la camilla mientras te pasan un aparato por las zonas a tratar que convierte la energía eléctrica en energía de ultrasonido y que irá desintegrando la grasa de manera selectiva y sin causar daño alguno a nervios o vasos sanguíneos.

¿Y dónde va esa grasa? Es lo que se preguntan la mayoría de los pacientes que se someten a este tratamiento. Simplemente se desintegra y se dispersa entre las células y luego es transportada por los sistemas linfáticos y vasculares hasta el hígado, que lo procesa naturalmente como si fuera la grasa que le llega al órgano de los alimentos consumidos.

Su precio no es barato, pero recuerda que en sólo una sesión algunas personas han llegado a perder 1,5 cm de cadera. El tratamiento completo sale entre 2.000 y 3.000 euros.

NARL

Esta técnica llegada del Japón es perfecta para remodelar la silueta tras un embarazo y, como la técnica UltraShape, la idea es atacar la grasa y convertirla en una sustancia que nuestro cuerpo asimilará y eliminará.

La zona a tratar que más demandan los pacientes sigue siendo el abdomen, pero con este sistema también se puede reducir la grasa de la papada, de los glúteos o de la espalda.

Este tratamiento utiliza unos parches que te colocan en el área a tratar, aproximadamente durante 10 minutos por cada zona, de manera que al aplicar los ultrasonidos, los triglicéridos se transformen en ácidos grasos libres. Después de la sesión (cada persona necesitará tantas como la cantidad de grasa a eliminar y las diversas zonas que requieran ser tratadas) hay que permanecer unos 10 minutos en una plataforma vibratoria donde se terminan de quemar las grasas que sobran.

Con esta técnica no vale ser vago. Te podemos asegurar que a nadie se le pasará por alto tu nueva silueta, porque los resultados son evidentes, pero hay que combinarla con ejercicio físico. Aprox unos 30 euros por sesión.

Ambos te los puedes realizar en la Clínica Planas, PlanasDay o en el Instituto Médico Láser.