Conservar el queso

Conservar el queso
1m 56s

El queso es un alimento básico, nutritivo y sabroso que aporta a nuestra dieta un gran valor nutritivo.

A consecuencia de disponer de una gran variedad de quesos donde elegir, forman parte de numerosos platos, aumentando su valor nutricional y realzando el sabor de los mismos. Aunque ciertas variedades de quesos contienen un elevado porcentaje de grasas, resulta un alimento de fácil digestión y puede sacarte de más de un apuro si se presentan invitados de improviso.

Consejos útiles para su conservación

  • Las queseras que se encuentran a la venta con el fin de mantener el queso en perfecto estado, son además de útiles, muy decorativas. No dudes en hacerte con una si dispones de espacio en tu cocina.
  • Te aconsejamos colocar en el interior de la quesera algunos garbanzos crudos, éstos absorben la humedad y mantienen el queso en perfecto estado.
  • Cuando las dimensiones de tu cocina no te permiten disponer de una quesera, no introduzcas el queso en la nevera. Consérvalo sobre el frigorífico. Para evitar que se seque, envuélvelo en un trapo humedecido en vinagre o vino blanco.
    Recuerda que siempre que se seque el paño, deberás volver a humedecerlo, tantas veces como precise.
  • El queso debe conservarse a temperatura ambiente y si no lo utilizas a menudo, es mejor que lo compres en pequeñas cantidades para evitar que enmohezca.
  • Si deseas tener queso fresco que puedas rallar en el momento de utilizarlo, antes que ir comprando bolsitas ya preparadas, ten siempre en casa un buen trozo de queso holandés o parmesano y consérvalo como te recomendamos.
Conoce el valor nutricional de las diferentes variedades de queso:
Valores Nutricionales de las distintas variedades de queso