Buscar

Vientre plano, ¡comienza la batalla!

Vientre plano, ¡comienza la batalla!
2m 42s

No es fácil, ya lo sabemos. Para lucir tripita este verano lo primero que hay que tener es disciplina y, lo segundo, mucha fuerza de voluntad. Si estas dos cosas no funcionan, siempre puedes echar mano de otras ayuditas, como la mesoterapia y la electroestimulación.

Comencemos por lo que no cuesta dinero: ejercicio y una dieta adecuada. El verano está a la vuelta de la esquina, pero aún tienes tiempo de reducir estómago y poder presumir de estómago plano.

Lo primero que debemos preguntarnos es si debemos perder peso o ganar musculatura, ya que en ocasiones para lucir un vientre plano lo que nos hace falta es, no tanto comer menos, como una correcta tabla de ejercicios y ser constantes en el gimnasio.

Si lo que tienes es grasa de más, te conviene seguir los siguientes consejos:

1. Evita las bebidas con gases, incluso las light. No tienen calorías, pero hinchan el estómago.

2. Olvida las frituras.

3. Come verduras de hoja y raíces cocidas, como acelgas, zanahorias, espinacas, lechuga, etc…

4. Come mucha fruta, como la piña, el melón, las uvas, la sandía, las peras de agua… En general todos los alimentos con efecto diurético.

5. Come siempre sentada, apoyando bien la zona lumbar y con la espalda y el abdomen erguidos. Siempre hazlo despacio y masticando muy bien las comidas, evitando tragarnos el aire cada vez que nos llevemos el bocado a la boca.

6. Te sentará bien la carne asada o a la plancha, con poca grasa, y es mejor sustituir el café por infusiones y beber mucho líquido.

7. Recuerda que el estrés provoca retención de líquidos.

Y SI NO FUNCIONA…


No quedará más remedio que recurrir a la estética sin cirugía. Los siguientes tratamientos te ayudarán a lograr el vientre plano.

Mesoterapia Lipolítica: Es perfecta para atacar los depósitos rebeldes de grasa. Los quema y fortalece tejidos. Puedes hacértela en la clínica Planas Day (Padilla, 17 Madrid) y en Corporación Dermoestética (902 25 25 25). El precio es de 60 euros por sesión.

Para fortalecer la flacidez del estómago después del embarazo, recuperar el tejido y tonificar los músculos, es mejor optar por la Electroestimulación Indiba. El precio es de unos 95 euros por sesión. Puedes realizarla en Clínica Planas, en Barcelona (Pere de Montcada, 16).

Otra opción es la plataforma vibratoria Power-Plate, que la tienes en la mayoría de los gimnasios. Tonifica y elimina flacidez sin "matarte a hacer ejercicio". Eso sí, el inconveniente es que para practicar la power-plate necesitas la ayuda de un entrenador personal. El precio por 10 sesiones son aproximadamente 600 euros.