Joven, bronceada y sin celulitis con la nutricosmética

Joven, bronceada y sin celulitis con la nutricosmética
La firma Kérastase ha lanzado al mercado píldoras que nutren y miman el cabello. Fotografía cedida por la firma Kérastase.
   19/4/2010 - 8:20 4m 25s

La nutricosmética trabaja en las capas profundas de la piel para hacer aparecer la belleza en el exterior. Combate la celulitis, potencia el bronceado o tensa el óvalo facial.

La nutricosmética, cápsulas que actúan en las capas internas de la piel para potenciar y proyectar su belleza al exterior, vive momentos de bonanza, está de moda. Estos complejos nutricionales, que no son milagrosos ni sustituyen los beneficios que aporta la cosmética tradicional, "ayudan a mejorar las defensas y a conseguir un resultado estético más notorio, pero ni todos son iguales, ni tienen la misma calidad", explica Paola Gugliotta, directora de la firma Sepai.

Cada píldora tiene una función específica y particular. En el mercado las hay para combatir la celulitis, frenar el envejecimiento, luchar contra los radicales libres, fortalecer las uñas, devorar las grasas, hidratar las pieles más secas, tensar el óvalo facial, potenciar y prolongar el bronceado, mejorar el tono y la calidad del cabello o eliminar toxinas.

Al igual que los medicamentos tradicionales, la nutricosmética se toma por vía oral, la absorbe el intestino y el torrente sanguíneo se encarga de distribuirla al destino preciso, bien sea la dermis, el cabello, la uñas o la grasa pegada en el abdomen o en las caderas.

Betacarotenos, vitamina A, B, C, D o E, zinc, selenio, shiitake -hongo de origen asiático-, aceite de borraja, polifenoles, licopenos, semillas de grosella negra, omega 3 y 6, almidón de maíz, castaño de indias o coenzima Q10 son algunos de los ingredientes más comunes y presentes en la nutricosmética de hoy.

"La vitamina E es el más antiguo oxidante que protege a las células de toda agresión externa como la contaminación, los pesticidas y el humo del tabaco, además de estabilizar y regular la producción de hormonas femeninas, de tener un papel activo en los trastornos nerviosos y de prevenir infecciones", dice Paola Gugliotta.

El zinc es un nutriente muy importante para la salud de la piel. "Participa junto a la vitamina A en la regeneración del tejido cutáneo, en la síntesis del colágeno y la elastina, componentes importantes del tejido conjuntivo de la piel encargadas de proporcionar elasticidad y tonicidad a la dermis. Las pepitas de calabaza son tal vez una de las fuentes más ricas en este oligoelemento", añade Gugliotta.
 
Los polifenoles de uva son poderosos antioxidantes, las ceramidas son agentes hidratantes que fortalecen las fibras de colágeno y la elastina, el Omega 3 refuerza las uniones intercelulares y el betacaroteno se encarga de proteger y reforzar la piel para que adquiera un bronceado sin riesgos.

COLABORAN EN LA TAREA DE EMBELLECER


Los cosméticos se han convertido en una obligación diaria y constante, siempre que se desee poseer una dermis inmaculada, un pelo impecable, un abdomen liso y unas piernas de ensueño, donde la celulitis no tiene cabida. Las píldoras de la belleza, que tienen su propio ritmo y dosificación, no son el sustituto de las cremas, sino que colaboran en su tarea de embellecer.  Por ejemplo, en el caso de "v8.0 la fórmula integral antioxidante", que vela para nutrir y aportar luminosidad a la piel, su activo es efectivo tras tres meses de tratamiento. "Age Premium" de Kerastase ayuda a regular el ciclo de vida del cabello y a tratar los signos de envejecimiento capilar.

"Si el organismo no recibe los alimentos y nutrientes necesarios para su perfecto funcionamiento, es muy difícil poseer una dermis luminosa y sana", explica el doctor Mato Ansorena, que en su clínica cuenta con una prestigiosa unidad de Dietética y Nutrición. "Una alimentación sana y equilibrada junto con la protección solar es imprescindible para cuidar y proteger la piel. Si a esto se le añade un complejo nutricional, el beneficio será mayor", añade.

La firma Sepai recomienda "tomar las cápsulas con un vaso de agua, preferiblemente con alimentos, seguir el modo de utilización descrito en cada producto y en la dosis recomendada para obtener al máximo su beneficio". Para conseguir resultados óptimos, los compuestos nutricionales, además de tomarlos de manera constante, deben estar avalados por una firma o laboratorio de prestigio y contar con los controles que garanticen su calidad.

A pesar de no poseer efectos secundarios y de estar elaborados con vitaminas y extractos naturales, no se debe tomar ninguno sin consultar previamente con expertos, bien sea el médico o el farmacéutico. No están recomendados a mujeres embarazadas ni a mamás en periodo de lactancia, tampoco a menores de dieciocho años, ya que su nutrición difiere de la de un adulto.

Te puede interesar

Temas

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE

Recibe las novedades de MujerdeElite: