Buscar

Espacios pequeños bien aprovechados

Espacios pequeños bien aprovechados
La librería esconde un espacioso armario.
3m 58s

Un espacio pequeño, pero en el que todo cabe. Un baño en mitad de la calle, en la terraza, en el que ves, pero no te observan; una librería que esconde tanto como muestra. ¿Te lo imaginas?

Casi todo en poco espacio, ideal para la decoración de casas pequeñas, eso sí con una claridad que arrasa y en un lugar en el que los estilos se mezclan. Puertas correderas, estanterías que desvelan un universo nuevo una vez abiertas, y que trasladan y superponen nuestras necesidades cotidianas.

Así es el espacio que han creado los interioristas Cuca García y Ricardo de la Torre con el título "Atrévete a soñar", y que han presentado en la muestra sobre decoración que se celebra cada año en Madrid (España), Casa Decor.

Interpretando un concepto minimalista del espacio han conseguido amueblar una habitación a la que no le falta de nada, incluso el placer de poder darse un baño de burbujas se traslada, según la hora, a la luz o la oscuridad de la calle.

BALCÓN PARA EL RELAX

Un balcón, un mirador clásico, que en cualquier otra vivienda pasaría desapercibido y sin uso, aquí se convierte en el lugar ideal para relajarse. Se contempla el exterior, los árboles y la gente, pero unos estores ejercen de perfectos limitadores de la intimidad, y además se utilizan como delicado reflectante para aislarse, proyectando sobre el transparencia que más te calme: una cascada, la refrescante lluvia del verano, el desierto o una playa, depende del momento.

Este año, en el que se celebra el centenario de una de las arterias principales del mundo, la Gran Vía de Madrid, los decoradores no han querido olvidarlo, y tras una enorme fotografía del edificio Metrópoli, característico de esta calle castiza, se esconde el inodoro y la ducha.

Una amplia cama luce en su generosa extensión una colcha y sábanas de blanco inmaculado; una prolongación del cabecero que sirve de magnífica y elegante separación del lavabo, debajo del que están habilitadas estanterías para la ropa de baño. Un espacio fresco y sobrio, listo para ser utilizado.

"La intención era crear un lugar único, aparentemente destinado sólo a dormir porque la cama preside la estancia, pero con la curiosidad de que cada necesidad está ubicada en un espacio que no es el habitual", comenta Cuca García.

La lectura es una de las aficiones que, no sólo invita a soñar en el sentido literal, sino que despierta la imaginación, de ahí que esté presente en varios puntos de la estancia.

La lámpara que se encuentra sobre la cama es una invitación a abrirse a nuevos mundos. En sus ligeros filamentos se incluyen hojas de libros antiguos que invitan a leer, y más cuando dos inmensas hileras de la librería se extienden frente a nosotros. Imitan ser de obra, pero están fabricadas en fibra de madera y van revestidas de microcemento.

Ricardo de la Torre es quien explica que detrás de los libros hay algo más. "Las cuatro columnas de librería ocultan el vestidor en uno de los lados y una pequeña oficina en el otro extremo, ambos separados por una cálida chimenea", de líneas rectas, realizada en acero.

Como en los cuentos de misterio una librería esconde más secretos que historias en sus libros. Mediante un sistema de abertura en acordeón nos descubre un amplio vestidor con espacio suficiente incluso para zapatos y bolsos.

En el otro extremo, y con el mismo sistema de abertura se esconde una espléndida pantalla de televisión y un equipo de música, bajo los cuales se sitúa un pequeño taburete frente a un escritorio, teléfono y la posibilidad de incorporar un ordenador.

Más a la izquierda, pasando desapercibido, se encuentra una minúscula nevera en la que puedes proveerte de refrescos y algún que otro nutriente, los justos en este espacio reducido, pero suficiente.

La iluminación indirecta en techos y paneles tipo "led" es una invitación al relax, y envuelve un ambiente acogedor y sin estridencias que invita a liberar la imaginación.