Buscar

Eva González sin maquillaje, rumbo a Sevilla para encontrar el amor

Tras acabar la segunda temporada de MasterChef, Eva González puso rumbo a Sevilla, donde disfrutará de unas merecidas vacaciones.

   28/7/2014 - 13:32 3m 8s
Eva González - Gtres
Ir a la foto Eva González pone rumbo a Sevilla para disfrutar de sus vacaciones
Ir a la foto Eva González y su manicura y pedicura a juego en azul
Ir a la foto Eva González sin maquillaje, no pierde un ápice de su belleza y estilo
Tras concluir la segunda edición del talent culinario “MasterChef”, del que es presentadora y con el que han logrado unos excelentes resultados de audiencia, Eva González puso rumbo a su ciudad natal para comenzar unas más que merecidas vacaciones.

La sevillana se desplazó hasta la estación de Atocha para coger el AVE hasta Sevilla, donde se reunirá con su familia aprovechando los días libres que tiene. La modelo es habitual de las playas gaditanas, a las que suele acudir siempre que tiene un hueco, por lo que, seguramente, muy pronto podamos verla tomando el sol en ellas.

Eva González - Gtres
Para el viaje Eva eligió un conjunto muy cómodo y fresco, aunque siempre fiel a su buen gusto. Apostó por un pantalón bombacho estampado y una camiseta básica de tirantes blanca, que complementó con unas sandalias camel de tacón ancho a juego con sus voluminosos bolsos de mano y gafas de sol. Con su larga melena al viento y sin gota de maquillaje, la presentadora irradiaba naturalidad y belleza. Destacaba su manicura y pedicura a juego, eligiendo un azul claro de plena tendencia esta temporada.

Mencionar que estas son las primeras vacaciones de Eva de soltera, ya que tras la ruptura con el torero Cayetano Rivera el pasado mes de noviembre, con el que sigue teniendo una buena relación, no se la ha conocido novio oficial, aunque se la relacionó con su compañero de trabajo Jordi Cruz y más recientemente con el actor Dani Martínez.

A pesar de estos rumores, Eva sigue oficialmente soltera y sólo el tiempo dirá si hay o no una segunda parte en la historia con Cayetano Rivera o si la ruptura de Eva González y el menor de los hermanos Rivera Ordóñez es definitiva. Lo cierto es que Eva es una mujer que no se caracteriza por echar la vista atrás ni dar segundas oportunidades, como viene demostrando en sus relaciones sentimentales durante los últimos diez años. En 2014 rompió con el también presentador Arturo Valls y cuatro años más tarde con el portero del Real Madrid, Iker Casillas, que precedieron en el corazón de Eva a Cayetano Rivera.

Lo que sí es cierto es que aunque su vida amorosa podría mejorar, pues tal y como ella ha afirmado recientemente, tiene ganas de enamorarse, en lo profesional se encuentra en lo más alto. En breve comenzará la grabación de la segunda edición de MasterChef Junior, de la que también será presentadora. Para ello se va a tomar estas más que merecidas vacaciones para volver con fuerza y presentar de nuevo este programa, que seguro será un éxito si Eva está al frente de él.
Temas relacionados  ››  

FOTOS

 

Eva González pone rumbo a Sevilla para disfrutar de sus vacaciones

Foto Eva González pone rumbo a Sevilla para disfrutar de sus vacaciones
Eva González - Gtres

Tras acabar la segunda temporada de MasterChef, Eva González puso rumbo a Sevilla para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Para el viaje Eva eligió un conjunto muy cómodo y veraniego compuesto por unos pantalones bombachos estampados y una camiseta de tirantes blanca.

Eva González y su manicura y pedicura a juego en azul

Foto Eva González y su manicura y pedicura a juego en azul
Eva González - Gtres

Eva González, fiel seguidora de las tendencias, apuesta este verano por una manicura y pedicura en azul, uno de los tonos estrella de la temporada.

Eva González sin maquillaje, no pierde un ápice de su belleza y estilo

Foto Eva González sin maquillaje, no pierde un ápice de su belleza y estilo
Eva González - Gtres

En su día a día, Eva González apuesta por la naturalidad, es por ello que pudimos verla cuando se disponía a coger el AVE a Sevilla para disfrutar de unas merecidas vacaciones, sin gota de maquillaje.