Buscar

Libérate del dolor con cúrcuma

Descubre cómo la cúrcuma puede ayudarte a combatir la inflamación y el dolor en las articulaciones.

   13/4/2016 - 8:05 1m 35s
Publicidad
Cúrcuma - Wikimedia

La Curcuma Longa L, de nombre común, cúrcuma, es una planta de origen asiático muy utilizada como especia y que hoy en día se ha importado a Europa y América con las nuevas tendencias culinarias.

Uno de sus componentes principales es la curcumina, responsable de su actividad biológica y de su característico color amarillo. Además, contiene aceites volátiles, fibras, ácidos grasos, polipéptidos, minerales…

Las propiedades medicinales más importantes descritas de la curcumina son:

Efecto antiinflamatorio, debido a la capacidad de inhibir enzimas implicadas en el proceso de inflamación.
Efecto antioxidante, evitando la oxidación de los lípidos.

Son numerosos los estudios publicados sobre la curcumina y su utilización en casos de artrosis y otros procesos reumáticos. Uno de los más recientes, publicado en Pain Medicine, ha revisado 8 estudios clínicos sobre la planta, llegando a la conclusión de que los suplementos con curcumina son una opción segura y eficaz para el tratamiento de artrosis y otras inflamaciones articulares.

Según datos de la SER (Sociedad Española de Reumatología), la artrosis de rodilla tiene una prevalencia puntual del 10,2% y la artrosis de mano del 6,2%. Además, aproximadamente la mitad de la población adulta de más de 50 años muestra signos de artrosis de rodilla, más frecuente en mujeres sobre todo a partir de 55 años.

Sin duda, la cúrcuma es una opción natural eficaz para el alivio de la sintomatología. Dependiendo de la intensidad de los síntomas, se aconseja consumir entre 400-1000 mg/día, repartidos en dos tomas.

Descubre aquí lo que otras especias pueden hacer por tu bienestar.

Publicidad

Te puede interesar