Buscar

Las dietas más efectivas para adelgazar este verano


   19/7/2010 - 3:32 2m 39s
Dietas en verano - Agencias

Ya estamos en verano y cada vez más el buen tiempo nos invita a deshacernos definitivamente de la ropa de abrigo y disfrutar de nuestro tiempo libre en el exterior, paseando o refrescándonos en la piscina.

Opción Médica, clínicas especializadas en cirugía plástica, medicina estética y el tratamiento de la obesidad, propone lo último en dietas para perder peso de forma rápida, segura y evitar el temido efecto rebote.

Dietas proteinadas

Lo más novedoso en dietética y nutrición son las dietas proteinadas, que permiten perder peso de una manera eficaz y segura, ayudándote a no volver a recuperarlo. El método consiste en elevar la ingesta de proteínas y eliminar prácticamente todos los hidratos de carbono de la dieta. Así, cuando el cuerpo agote sus existencias, buscará energía en su segunda fuente de alimento, que son las grasas almacenadas en nuestro cuerpo.

Como norma general, en una primera fase se mezclan productos ricos en proteínas con otros alimentos permitidos. En este episodio es cuando vamos a apreciar la mayor pérdida de peso.

Posteriormente, se empieza a substituir poco a poco la comida envasada por alimentos ricos en proteínas naturales como la carne, el pescado o la soja. Finalmente, se introducen el resto de alimentos de la pirámide alimenticia hasta llegar a mantener una dieta equilibrada y saludable.

Este tipo de dietas suelen proporcionar una rápida pérdida de peso y, gracias a la paulatina introducción de alimentos, es posible reeducar los hábitos nutricionales del paciente con el fin de mantener ese peso ideal y evitar el temido efecto yo-yo.

Dietas disociadas

Asimismo, las dietas disociadas son cada vez más recurridas gracias a su gran efectividad y a que son muy fáciles de llevar a la práctica, pues se pueden ingerir prácticamente todo tipo de alimentos si no se mezclan. Se suele recurrir a ellas cuando la dieta habitual pierde eficacia.

Este tipo de dietas se basan en no combinar proteínas y grasas (carne, pescado, huevos y lácteos) con hidratos de carbono (arroz, pasta, legumbres, patata, pan y sus derivados) en una misma comida. El objetivo de esta dieta es movilizar los depósitos de grasa del organismo mediante un sobreesfuerzo metabólico que le induce a quemar las reservas de glucógeno y eliminar agua.

Las dietas disociadas permiten hacer seis comidas diarias y no restringen la cantidad de alimento, siempre dentro de unos límites razonables. En este sentido, son muy cómodas de llevar porque solo impiden la mezcla de grupos de alimentos, por lo que el paciente no pasa hambre.

Respecto a la duración de la dieta, será siempre un médico quien la determinará, ya que dependerá de factores como el IMC del paciente, tratamientos previos, expectativas, morfología… Con las dietas disociadas la pérdida de peso suele ser muy rápida y son muy eficaces sobre todo para rebajar volumen.

Temas relacionados  ››