Soñar con: Gatos

El gato en lo sueños simboliza al hombre y los peligros del instinto sexual. Muchas mujeres que rechazan la maternidad suelen soñar que matan un gato, lo que se traduce en forma de repudia de aquellos instintos que la naturaleza impone por su condición de mujer. Por su parte, la que sueña que un gato le muerde, suele poner de manifiesto que sus deseos sexuales son reprimidos y piden ser satisfechos.

También, los gatos que muerden o arañan al soñador pueden advertir de problemas familiares o conyugales, por lo que se hace necesario examinar al detalle el resto de elementos del sueño para interpretarlo correctamente.

Además…

• Soñar con un gato: Artemidoro asegura que el gato es indicio de un adulterio cometido o por cometer, mientras que Halil-El-Masri opina que es presagio de traición o robo.
• Soñar con gatos jugando: visita de enemigos.
• Soñar con una gata con sus gatitos: alerta del peligro de ruptura conyugal.
• Soñar con un gato atacando ratas: anuncia el cobro de deudas.
• Soñar con un gato peleando con un perro: conflictos con vecinos o colegas.
• Soñar con un gato en un tejado: alerta de imprevistos y anuncia peleas sentimentales y soledad.
• Soñar con un gato furioso o rabioso: disputas y agresión por parte de ladrones o enemigos.
• Soñar con un gato negro: indica la próxima solución a los problemas, pero no de manera alegre.
• Soñar con un gato negro mordiendo o arañando: alerta del riesgo de peleas conyugales y familiares. También anuncia malas noticias.
• Soñar que se mata a un gato: indica peligro evitado.
• Soñar con una gata pariendo: indica herencia, beneficios e ingresos inesperados.
Especial Navidad

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: