Buscar

Dieta de Atkins

Dieta de Atkins
4m 4s

La dieta de Atkins asegura que la obesidad está relacionada con el modo en que nuestro cuerpo metaboliza los azúcares y el mecanismo de la insulina.

La insulina es una hormona que se genera en el páncreas y el organismo la utiliza para mantener estable el nivel de glucosa en sangre. Su misión, entre otras, es que las células admitan la glucosa que les llega con la sangre. También tiene que ver con la transformación de la glucosa -que no puede ser almacenada en las células- en grasas que luego se almacenan. También tiene que ver con la serotonina, hormona responsable de emitir la sensación de saciedad. Atkins dice que los obesos tienen descompensado este proceso.

El funcionamiento normal sería el siguiente: cuando desciende el nivel de azúcar en sangre, sientes hambre y comes, la glucosa (azúcar, hidratos de carbono) pasa al torrente sanguíneo y el páncreas genera la cantidad necesaria de insulina para que esa glucosa pase a las células. El nivel de insulina va decreciendo, y a medida que lo hace, se eleva el nivel de serotonina y aparece la saciedad.

Cuando el funcionamiento no es correcto, el páncreas segrega una cantidad excesiva de insulina que lleva a una excesa absorción de la glucosa que se almacena en el cuerpo en forma de grasa. Este mecanismo provoca que el nivel de glucosa en sangre disminuya excesivamente y al poco tiempo se vuelva a sentir hambre. A este estado se le denomina "hipoglucemia".

La dieta del Dr. Atkins se divide en tres fases: la fase de inducción, la fase de pérdida progresiva de peso y la fase de mantenimiento.

FASE DE INDUCCIÓN

Esta fase tiene una duración mínima de 2 semanas, en las cuales se eliminan casi por completo los hidratos de carbono en la dieta (20 gramos de hidratos de carbono máximos al día). En un primer momento el cuerpo tomará los que tiene almacenados en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno, que suelen agotarse en unos 3 o 4 días. Después se empezarán a utilizar las grasas almacenadas.

Al descomponer la grasa el cuerpo se generan unas sustancias llamadas "cetonas". Si estas cetonas aparecen en la orina es síntoma de que estás quemando grasa (no se debe confundir la presencia de cetona en la orina con una enfermedad llamada acidosis que tiene como síntoma la presencia de cetonas en la orina). Para comprobarlo puedes realizar un test de acetona con unas tiritas que se venden en farmacias para este fin, si dan positivo es que estás adelgazando.

Se puede comer

  • Carne (excepto hígado), pescado, marisco y en cualquier cantidad.
  • Grasas de cualquier tipo: aceites, mayonesas, mantequilla también sin límite.
  • Huevos en la forma y cantidad que quieras
  • Quesos curados y semicurados moderadamente
  • Beber: agua, café descafeinado, infusiones.

No se puede comer

  • Azúcar y derivados
  • Harinas y alimentos que la contengan como el pan, la pasta…
  • Los cereales, fruta, el maíz y las legumbres.
  • Las patatas y las féculas.
  • La leche y todo aquello que tenga más de un 10% de hidratos

Puedes cocinar tus platos como desees, cocidos, a la plancha, fritos... hasta sentirte saciada. En poco tiempo sentirás que tu apetito disminuye.

Transcurridas dos semanas comenzarás a aumentar el nivel de hidratos en 5 gr diarios durante una semana, si se mantiene la pérdida de peso y el test de acetona sigue dando positivo aumenta otros 5 gr los hidratos la semana que viene. Sigue así hasta que dejes de adelgazar y la acetona dé negativa. Es entonces cuando te encuentras en el nivel crítico de carbohidratos según lo llama el Dr. Atkins, el cual es distinto para cada persona. Ajusta entonces la dieta al punto inferior y habrás entrado en la segunda fase.

LA FASE DE PÉRDIDA PROGRESIVA DE PESO

Esta fase consiste en mantenerte por debajo de ese punto en el que dejas de adelgazar hasta eliminar los kilos sobrantes.

LA FASE DE MANTENIMIENTO

Se llega a este punto cuando has conseguido deshacerte de los kilos de más y te encuentras en tu peso ideal. Podrás elegir entre un mayor surtido de alimentos y tomar más hidratos de carbono que en las fases anteriores, sin embargo, evita sobrepasar tu nivel crítico de carbohidratos, de ese modo tu peso no fluctuará más allá de 1 o 1,5 kilos, lo que te permitirá mantener tu peso para siempre.