Buscar

Parabenes o parabenos en los champús: ¿son perjudiciales para el cabello?

Mucho se ha comentado sobre los parabenes en los productos de belleza y cada vez hay más marcas que anuncian en su etiqueta que están libres de ellos. Te contamos qué efectos pueden producir en tu cabello y si son perjudiciales para la salud.

3m 45s
Gtres
Los parabenes o parabenos son sustancias químicas que poseen importantes propiedades fungicidas y bactericidas y que se utilizan de manera muy habitual no sólo en productos cosméticos sino también en la industria farmacéutica y alimentaria. En realidad, son una serie de conservantes más, de los muchos que podemos encontrar en multitud de productos de uso o consumo cotidiano.

Están presentes en numerosos cosméticos capilares: champús, mascarillas, moldeadores y lo primero que hay que decir es que son sustancias autorizadas y consideradas no tóxicas por las autoridades sanitarias españolas y comunitarias.

En el tema de los conservantes hay opiniones diversas. Hay quien prefiere productos cien por cien naturales, considerándolos mejores y más saludables que los que incluyen en su composición compuestos sintéticos. Esto puede ser cierto, pero no quiere decir que aquellos productos que incorporan conservantes tengan que ser malos o perjudiciales.

En el caso de los parabenes, su mala fama se deriva principalmente de un estudio publicado en el año 2004 que establecía una posible relación de estos con algunos casos de cáncer de mama. Algo que sigue sin haberse demostrado. También se ha dicho que podrían influir en determinados cambios hormonales. Entendemos que este tipo de afirmaciones hacen referencia a una ingesta de altas cantidades de estos conservantes y no a los productos utilizados como tratamientos capilares, pero como no existe una confirmación con base científica hay quien prefiere evitar cualquier contacto con estas sustancias.

Gtres
El efecto de los parabenes en el cabello depende del conservante utilizado (hay distintos tipos de parabenes, todos sustancias denominadas con palabras terminadas en "paraben" como propylparabeno, metilparabeno) y de la propia fibra capilar. En un principio no tienen porqué dañarla pero, teniendo en cuenta que son sustancias químicas, sí pueden provocar algún tipo de reacción (provocar una mayor sequedad, pelo más o menos frágil, deterioro de la cutícula), todo ello no demostrado de una manera genérica. Lo que sí está comprobado es que a determinadas personas pueden provocarles molestias o alteraciones en el cuero cabelludo, especialmente en forma de picor, escozor, excesiva sequedad o presencia de grasa... Si detectas alguna anomalía, que ha surgido de forma repentina sin encontrarle explicación, no es mala idea cambiar de champú porque puede que alguno de esos conservantes no esté actuando, en tu caso, de manera favorable.

Gtres
También es importante aclarar que hay firmas que aseguran estar "libres" de parabenes pero esto no quiere decir que no contengan conservantes; algunas los llevan, pero de otro tipo. Si tu opción son los tratamientos capilares que sólo incluyan componentes orgánicos, lee atentamente la etiqueta para comprobar que realmente se trata de un producto exclusivamente natural.

No hay que confundir los parabenes con la silicona, aunque ambos suelen estar presentes en champús y tratamientos de cuidado del cabello. La única función de los parabenes es hacer que ese producto se mantenga en buenas condiciones (conservándolo y evitando la aparición de microorganismos). La silicona, en cambio, sí actúa en la fibra capilar cubriéndola de una imperceptible película que le aporta brillo y suavidad (algo que también tiene sus ventajas y sus inconvenientes).

Como conclusión, se puede afirmar que no hay pruebas que confirmen que estos conservantes puedan perjudicar la salud. Por otra parte, hay que especificar que al tratarse de un producto químico puede que a tu cabello no le siente bien un champú o acondicionador específico que los incluya.

Las firmas que apuestan por limitar o excluir los compuestos sintéticos de sus productos, optando por ingredientes naturales como los aceites esenciales o los extractos de hierbas y plantas son cada vez más numerosas y su demanda aumenta de manera progresiva, por lo que tienes donde escoger. ¡Tú eliges!
Temas relacionados  ››