Buscar

Cirugía nasal con suturas biológicas, ¡olvídate de incisiones y cicatrices!

La novedosa técnica de las suturas biológicas mejora la respiración nasal y puede aplicarse también en otras cirugías estéticas.

2m 36s
Gtres
Si tienes que someterte a una operación de cirugía nasal y no encuentras el momento puesto que las incisiones, cicatrices, vendajes y curas te dejarán bastantes días en reposo sin poder hacer tu vida diaria, no lo pospongas más porque con las suturas biológicas estarás como nueva en 24 horas.
 
Una novedosa técnica, a base de componentes naturales, hace más sencilla y económica la cirugía funcional nasal, evitando en muchos casos costosas intervenciones.
 
Las suturas biológicas, tienen una aplicación insustituible en mejorar extraordinariamente la respiración nasal, así que si éste es tu problema no te lo pienses.
 
En una corta intervención de unos 15 minutos, sin hospitalización y solo con anestesia local, los pacientes consiguen inmediatamente un incremento mantenido de entrada de aire de hasta un 30%.
 
Sin incisiones, cicatrices, puntos, vendajes o curas y a un precio muy asequible. Entre 12 y 24 horas después de la intervención el paciente puede incorporarse a su actividad habitual sin ningún signo externo que detecte la intervención, lo que te permite volver rápidamente a tu vida diaria como si no hubieses pasado por el quirófano.
 
Los productos biológicos que componen estas suturas son totalmente reabsorbibles y en un plazo medio de un año se convierten de forma natural en colágeno, un componente imprescindible para la elasticidad de la piel, que dará a tu rostro aspecto de naturalidad.

La rinoplastia con suturas biológicas mejora la respiración

Gtres
Las ventajas de esta técnica, es que se logra una mayor y más fácil entrada de aire a través de la nariz.
 
Esto supone un recurso extraordinario para deportistas y personas activas, al tener más oxígeno, su recuperación es más rápida, el rendimiento aumenta, se cansan menos y pueden olvidarse de las tiritas que suelen usar durante sus períodos de actividad física más intensa.
 
Esto también beneficia al sueño, como entra más aire por la nariz y menos por la boca se reducen los ronquidos y se logra un mejor descanso nocturno.

Otros usos de las suturas biológicas

Otras de las ventajas de las suturas biológicas es que también pueden aplicarse a otros tipos de cirugía distintos de la nasal, como tratamientos de rejuvenecimiento facial (descolgamiento de cejas, cara, mentón o cuello) y corporal (descolgamiento de brazos, falta de tensión de glúteos o envejecimiento del pecho), así se logra reducir el tiempo de intervención y recuperación y, sobre todo, evitar las antiestéticas cicatrices.

Así que ya sabes, si no tienes más remedio que pasar por el quirófano para arreglar tu nariz, porque la rinomodelación no es suficiente para solucionar tu problema, no te preocupes y apúntate a las suturas biológicas.
Temas relacionados  ››