Buscar

Disfruta del solsticio de verano

21/06/2011

Hoy, 21 de junio, es el día más largo y mágico del año en el que el sol se encuentra en el punto más lejano de nuestro planeta. ¡Entérate de todo lo que ocurre en la jornada de hoy!

   21/6/2011 - 18:48 3m 20s
¿Sabes por qué hoy es un día especial? Porque hoy, 21 de junio es el día más largo del año. Algo tan sencillo, a simple vista, confiere a esta jornada, en realidad, una gran carga de poder y magia. Desde el punto de vista místico se cree que hoy hadas y deidades varias se extienden por cada rincón de la naturaleza. En parte, esta concepción del solsticio de verano debe este carácter extraño y encantador a la herencia de tradiciones seculares basadas en el misterio de la distancia que hoy mantiene el sol con respecto a nuestro planeta.

Antiguamente, los agricultores agradecían a los entes místicos las cosechas y frutas así como la llegada del verano que les permitía disponer de más horas para cumplir con sus tareas. También aprovechaban el solsticio para pedir por la fecundidad de la tierra y de los mismos hombres, además de ser el momento más indicado para almacenar alimentos para el otoño y el invierno.

¿De dónde procede la celebración?

La celebración del solsticio de verano es tan antigua como la misma humanidad. Ni que decir tiene esta fiesta es muy anterior a la religión católica o mahometana. De hecho, los druidas hacían pasar el ganado entre las llamas durante esa jornada para purificarlo y defenderlo contra las enfermedades. A la vez, rogaban a los dioses que el año fuera fructífero y no dudaban en sacrificar algún animal para que sus plegarias fueran atendidas.

Al margen de los antiguos celtas la creencia popular era que el sol, tras esta jornada, no volvía a su esplendor total ya que los días siguientes eran, cada vez, más cortos. Por ello, las fogatas y ritos de fuego se iniciaban en la víspera del pleno verano para simbolizar el poder del sol, destruir las malas entidades y hechizos así como para ayudar al astro rey a renovar su energía.

¿Cómo se celebra?

Generalmente, el solsticio suele coincidir con las míticas celebraciones de San Juan. Siguiendo a nuestros antepasados, la tradición más conocida es la de bailar y saltar alrededor del fuego para purificarse con el humo y protegerse de influencias demoníacas.

Los rituales se realizan de forma comunitaria y permiten, alrededor de las hogueras, formular deseos a hadas y duendes. Dicen que se trata de un buen momento para bodas y engendrar hijos, así como para aprovechar las propiedades poderosas, casi mágicas, de las hierbas de la naturaleza.

¿Sabías que...?

  • El solsticio de verano se celebra, cada año, alrededor del día 22 de junio.
  • Es el día más largo del año, por lo que es una jornada mayoritariamente diurna.
  • Al mediodía el sol alcanza el punto más alto del cielo durante el año.
  • El grado de insolación es el más alto del año.
  • Astrológicamente significa el inicio del signo de Cáncer.
  • La celebración del solsticio de verano es muy antigua. Tanto como la propia humanidad.
  • A partir del 24 de junio la luz solar comienza a menguar y los días son, cada día, más cortos.
  • Es una fiesta mágica en la que se realizan hogueras y abundantes hechizos. De hecho, los celtas tenían la costumbre de hacer pasar el ganado por las hogueras para purificarlo.
Temas relacionados  ››