Buscar

Piel sana ¡stop a las irritaciones en verano!

Consejos prácticos para aliviar las irritaciones provocadas por las picaduras de insectos, granitos por exceso de sudor, heridas por el roce de los zapatos... ¡Funcionan!

5m 49s

Pueden llegar a ser muy molestas y en verano proliferan especialmente por varias causas. Con las temperaturas elevadas, nuestro organismo regula su temperatura eliminado más sudor. Por otra parte, la época estival es en la que nuestra piel está más expuesta a "agresiones" externas en forma de exposiciones solares, baños en el mar (salitre) o piscina (cloro)... Todo ello hace que las irritaciones cutáneas sean algo común. Además, hay que añadir otros factores como la mayor presencia de insectos o el uso de zapatos que no utilizamos normalmente (esas sandalias de tiras tan sexys perfectas para una cena y baile de verano). 

Lo más importante después de exponerse a los rayos de sol es la hidratación
Una rozadura puede arruinar más de un paseo después de un agradable día de playa, porque la piel irritada pide a gritos soluciones inmediatas. Una ducha con agua templada que elimine cualquier partícula de salitre o arena es fundamental. Del mismo modo, una hidratación profunda que le devuelva su equilibrio y neutralice los efectos de los rayos solares es igualmente importante. Pero, junto a estos cuidados básicos  y habituales, pueden surgir otras pequeñas complicaciones que requieren una atención especial. Algunos ejemplos:

Inflamación

Puede que tu piel presente una ligera inflamación debida al exceso de sol. En estos casos, aplica una suave mascarilla refrescante mezclando un yogur natural con un cuarto de papaya triturada o con medio pepino rallado. El efecto es inmediato (aplica en la zona y deja que actúe al menos diez minutos). La piel lo agradece y recupera su tonicidad, restableciéndose con rapidez de la agresión solar.

Granitos 

Otro de los problemas comunes del verano es la aparición de pequeños granitos, especialmente en la zona de los hombros/brazos. No te alarmes, es muy normal debido a la acumulación de sudor y a la ligera obstrucción de los poros. Un truco muy efectivo es realizar una suave exfoliación de la zona afectada con una mezcla que incluya unas cucharadas de aceite de oliva (4-5) con una de sal gruesa. Empapa un algodón en este preparado y pásalo con movimientos circulares por la zona. Libre de impurezas y con los poros abiertos podrás aplicar una crema hidratante que resulte aún más efectiva.

La caléndula y el aloe vera, dos regeneradores de la piel

Picaduras, cortes y rozaduras

Si tienes cualquier pequeña pero molesta herida causada por una picadura de insecto, un corte superficial, o una incómoda rozadura debida al "estreno" de un maravilloso calzado veraniego, tienes a tu alcance dos tesoros de la naturaleza con altísimo poder desinfectante y cicatrizante: el aloe vera y la caléndula. Su poder para regenerar la piel resulta realmente sorprendente y pueden convertirse en tu aliado frente a las irritaciones.

El aloe se da en lugares secos, de clima cálido, así que no es difícil encontrar esta planta en numerosos lugares de veraneo. Si tienes una a mano, no lo dudes, corta una de sus duras hojas y aplica directamente el jugo, por ejemplo, en una dolorosa ampolla del pie. Otra solución es mezclar unas gotas de su aceite esencial con otro aceite neutro (oliva o almendras) y obtener un magnífico elixir anti picaduras y anti rozaduras.
 
Por su parte, la caléndula tiene propiedades similares. Es una de las plantas más eficaces para el cuidado de las pieles más sensibles, incluso para la piel de los bebés. Por sus propiedades antisépticas, cicatrizantes y antiinflamatorias ayuda a curar las heridas con rapidez evitando infecciones. Además, es un bálsamo para las rojeces, rozaduras y picaduras de insectos. Ideal también para suavizar durezas por sus propiedades emolientes.

Hierve unas hojas de esta planta en abundante agua con una cucharada de sal y reserva en un recipiente apropiado (mejor cristal). Puedes tener una cantidad preparada en formato spray (fácil de llevar) para aplicar con rapidez en caso de picaduras (medusas incluidas).

Limpia los pies después de ir a la playa e hidrátalos
Si eres de las que prefiere prevenir antes que curar, prepara un baño relajante y muy refrescante para tus pies antes de calzarte unos zapatos perfectos para una noche de verano que incluya baile hasta el amanecer. Añade al agua templada unas gotas de aceite de romero y unas de zumo de limón. Tus pies aguantarán perfectos toda la velada y prevendrás la aparición de las molestas rozaduras (¡no falla!).

Ante una picadura de lo más inoportuna y dolorosa (por ejemplo la de una avispa) capaz de arruinar una agradable paella al borde del mar, puedes recurrir a dos soluciones exprés muy efectivas. Un algodón empapado en vinagre de manzana o unas gotas de aceite esencial de árbol de té. También te queda optar por el clásico amoniaco. Rebájalo siempre con agua y ten presente que calma el dolor y el escozor pero no es en absoluto bueno para la piel, por lo que, en este caso como en otros muchos, menos es más.

FOTOS

 
Ir a la foto Una piel hidratada después de tomar el sol
Ir a la foto Evita las rozaduras de las sandalias
Ir a la foto Una ducha para eliminar la sal y la arena
Ir a la foto Evita la hinchazón con yogur, papaya y pepino
Ir a la foto Protección solar para una piel sana
Ir a la foto Baño relajante para los pies
Ir a la foto Aloe vera: regenerador de la piel
Ir a la foto La caléndula, el nuevo regenerador

Una piel hidratada después de tomar el sol

Foto Una piel hidratada después de tomar el sol
Gtres

Una hidratación profunda le devuelve a la piel su equilibrio después de haber estado expuesta a los rayos del sol.

Evita las rozaduras de las sandalias

Foto Evita las rozaduras de las sandalias
Gtres

Una rozadura puede arruinar más de un paseo después de un agradable día de playa.

Una ducha para eliminar la sal y la arena

Foto Una ducha para eliminar la sal y la arena
Gtres

Una ducha con agua templada que elimine cualquier partícula de salitre o arena es fundamental para mantener la piel en buen estado.

Evita la hinchazón con yogur, papaya y pepino

Foto Evita la hinchazón con yogur, papaya y pepino
Gtres

Es conveniente aplicar una mascarilla de yogur, papaya y pepino para evitar la hinchazón provocada por el sol.

Protección solar para una piel sana

Foto Protección solar para una piel sana
Gtres

El uso de protector solar en una jornada de playa es muy importante para mantener una piel sana.

Baño relajante para los pies

Foto Baño relajante para los pies
Gtres

Antes de salir con esas sandalias tan sexys del verano, date un baño relajante en los pies para evitar que se hinchen.

Aloe vera: regenerador de la piel

Foto Aloe vera: regenerador de la piel
Gtres

El aloe vera, por ser un gran regenerador de piel, es bueno para tratar las ampollas de los pies.

La caléndula, el nuevo regenerador

Foto La caléndula, el nuevo regenerador
Gtres

Hierve unas hojas de caléndula con sal y póntela en las picaduras de mosquitos.

Temas relacionados  ››