Buscar

Cómo lavar la ropa del bebé

Toma nota de estos sencillos consejos para cuidar tanto la prenda como la delicada piel de tu bebé.

4m 9s
Publicidad
Gtres

Por fin tienes a tu bebé en casa y ahora todo son mimos y dedicación hacia él, incluido el cuidado de su delicada piel y su ropita. Y es que durante los primeros meses, puesto que la piel del bebé es muy sensible, se recomienda utilizar detergentes de lavado específicos para bebés o ropa delicada y evitar el suavizante y otros aditivos.

Ficha estos consejos para cuidar tanto la prenda como la piel del bebé:

Toda la ropa

Al aplicar las pautas de lavado de la ropa del niño no hay que limitarse tan solo a las prendas de vestir, también hay que prestar atención al lavado de la ropa de cama con la que está en contacto el bebé, así como con otros elementos como gasas, baberos o peluches. Toda la ropa de tu bebé, incluida la ropa de cuna debes lavarla antes de ser estrenada.

Lavado independiente

Es recomendable que durante los primeros seis meses laves la ropa del bebé de forma independiente a las prendas del resto de personas que habitan en el hogar. También se puede utilizar una bolsa protectora para ropa. Recuerda emplear un jabón especial, libre de ácidos o componentes biológicos.

Prendas delicadas

La ropa más delicada así como la que está realizada con tejidos más sensibles (como la seda o la organza) es mejor lavarla a mano para evitar que se deteriore o incluso llegue a romperse al contacto con otras prendas en la lavadora. Eso sí, asegúrate de aclarar en profundidad para evitar que queden residuos de jabón en las prendas que puedan ocasionar irritaciones o reacciones alérgicas en la sensible piel del bebé.

Gtres

Manchas difíciles

La ropa del bebé se mancha con suma frecuencia de heces, restos de comida o vómitos que es preciso tratar antes de proceder con el lavado normal. Para obtener un resultado perfecto es importante actuar rápido para que la mancha no se reseque y poner la prenda en remojo con un poco de jabón para eliminar la suciedad más importante.

Que no encoja

Para evitar que la ropa de tu bebé encoja, resulta de vital importancia que no dejes las prendas demasiado tiempo dentro de la secadora. Es preferible sacar la ropa antes de que esté completamente seca y airearla, así te asegurarás de no mermar la ya escasa vida útil que tienen las prendas de los bebés dado el rápido crecimiento de los pequeños.

¿Cómo cuidar la piel de tu bebé?

La Dra. Ana Ramírez Boscá, especialista en Dermatología ofrece unos consejos útiles para cuidar la piel de tu pequeño, ya que en los períodos iniciales de la vida es básico para evitar muchas alteraciones futuras.

El baño

El baño puede practicarse desde el primer día. Un baño corto y templado diario será suficiente para la higiene del bebé y para estrechar los lazos afectivos. El agua estará templada y el baño no se alargará más de 10 o 15 minutos. Elige un jabón neutro adecuado y acompáñalo con aceite de baño.

También se puede lavar el cabello diariamente, no es perjudicial, aunque no se recomienda utilizar acondicionadores u otros productos cosméticos para el cabello debido a que pueden irritar el delicado cuero cabelludo del bebé.

A partir del año de vida es más aconsejable la ducha diaria para que el niño comience el reconocimiento de su cuerpo.

Recuerda la importancia de un buen aclarado de la piel que asegurará la eliminación de los restos de jabón y evitará la sequedad cutánea.

Hidratación de la piel

La piel del recién nacido puede agrietarse y descamarse en algunas zonas, esto no debe se motivo de alarma, una descamación fina en las manos, pies o cuero cabelludo es normal. Aplicarle una crema hidratante con ingredientes naturales y un aceite vegetal solucionarán el problema.

La zona del pañal es un área que puede sufrir irritaciones frecuentes. Se recomienda cambiar el pañal con frecuencia para evitar el contacto prolongado de las heces con la piel. Debes lavarle con agua y jabón (el mismo que utilizas para su baño) y aplicar una crema barrera (bálsamo) en cada cambio, principalmente por la noche. Sin embargo, evita los polvos de talco, que pueden ser aspirados por el pequeño produciendo problemas respiratorios. Corta sus uñas sin apurar y rectas.

También puede interesarte:

Temas relacionados  ››  
Publicidad